Más artículos
Vinos online: bodegas chicas también se suman al boom del ecommerce

Vinos online: bodegas chicas también se suman al boom del ecommerce

Vinos online: bodegas chicas también se suman al boom del ecommerce
En un contexto de pandemia y con restaurantes y wine bars cerrados, el canal online se convirtió en una salida incluso para proyectos pequeños
Por Juan Diego Wasilevsky
27.07.2020 21.02hs Vinos & Bodegas

La cuarentena y la "nueva normalidad" impusieron una realidad diferente, tanto a los consumidores como a las empresas. Y, en el caso del negocio del vino, el cambio fue drástico.

Con restaurantes y winebars aún cerrados en el AMBA y en otros puntos del país, las bodegas perdieron un importante canal de comercialización. De hecho, para algunas, especialmente para las más chicas, los restaurantes significaban su mayor canal de comercialización.

Claro que este escenario también trajo aparejadas nuevas oportunidades. Es que una de las consecuencias de la cuarentena es que se incrementó notablemente el consumo de vinos en el hogar, tal como lo revela el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Su titular, Martín Hinojosa, aseguró que "los despachos de vino al mercado interno muestran datos sorprendentes porque comparado junio de este año con el de 2019 encontramos un aumento de más del 25% y a nivel semestral el aumento es del 7%".

Durante la cuarentena se está consumiendo más vino en los hogares

Vinos: levantan las ventas 

En este contexto, se recuperó la demanda en hipermercados, comercios de cercanía y también en vinotecas, que luego de largas gestiones, pudieron levantar nuevamente sus persianas en Ciudad y Gran Buenos Aires.

Pero también, hubo una fuerte respuesta por parte de bodegas, que activaron sus propios ecommerce o potenciaron los sitios que ya tenían operativos. Moët Hennessy Argentina, Bodegas Bianchi, Luigi Bosca, Trivento, Casa Boher y Susana Balbo Wines son algunos casos de éxito en este sentido.

Lo interesante es que el comercio online también da espacio para los jugadores chicos, que no cuentan con una gran estructura comercial y tienen una pequeña producción de vinos por vendimia.

Tal es el caso de Finca La Igriega, un proyecto pequeño, emplazado en Paraje Altamira, comandado por la familia Goldberg y la enología de Felipe Stahlschmidt, que acaba de presentar su propia plataforma de venta online.

"Para nosotros lo que empezó como un proyecto de producción y venta de uva en 2008, y luego de elaboración de vinos con uva propia ya desde 2012, hoy es una realidad. Somos una bodega familiar, que vende en todo el país y exporta a EE.UU., y cuyo objetivo es seguir creciendo en cuanto a cantidad de botellas como a destinos, siempre respetando nuestra identidad y brindando lo mejor de nosotros y de nuestra finca de 25 hectáreas en Paraje Altamira", cuenta Nicolás Goldeberg, director de La Igriega.

Actualmente, la bodega (que forma parte de la organización Productores Independientes de Paraje Altamira, que trabajó arduamente para obtener la IG de esa zona) cuenta con cuatro etiquetas: dos Malbec tintos, un blend y un rosado.

¿Cómo fue para un proyecto chico lanzar un sitio de ecommerce? Goldberg cuenta a iProfesional que "a principios de junio lanzamos la nueva web junto con el ecommerce, de manera que nos permita adaptarnos a la nueva situación en la que vivimos, siendo que muchos consumidores querían recibir los vinos en la puerta de su casa".

En un contexto de pandemia, más bodegas buscan la forma de vender de manera directa

"Al ser una bodega chica, por supuesto que todo requiere un esfuerzo extra, tanto desde el punto de vista económico como del tiempo que implica desarrollar una tienda online que antes no existía. Tuvimos que actuar lo más rápido posible para poder dar respuesta, y desde entonces el desafío es ir mejorando cada vez más la experiencia del usuario o consumidor que entra a la web para comprar nuestros vinos", completa.

En un mercado tan extenso geográficamente como la Argentina, el Goldberg reconoce que fue un desafío pensar el tema logístico, pero también representó una excelente oportunidad para crecer: "El lanzamiento de la tienda online nos dio la oportunidad de llegar a todo el país, cuando antes solo lo hacíamos a pocas regiones".

"El desafío extra es el de la logística, que no era una preocupación propia cuando trabajábamos con distribuidores regionales, pero lo positivo de esta nueva ‘preocupación’ es que nos permite un trato más cercano con nuestros consumidores", señala.

"Desde el arranque vimos que la situación de pandemia genera cuellos de botella y atrasos en las entregas, por lo que buscamos trabajar principalmente con los expresos que lleguen a cada localidad en el menor tiempo posible", señala.

Hacia adelante, el directivo reconoce que el escenario "es muy cambiante y difícil de predecir". "Por un lado la gente está más en las casas, y el vino acompaña muy bien los momentos, la comida; pero, por el otro, antes se consumía mucho en restaurantes. Además, hay mucha oferta de vinos de gran calidad, por lo que creo que la clave va a ser llegar a los consumidores con propuestas interesantes", detalla.

Según Goldberg, hoy en día, hasta el más mínimo detalle marca la diferencia para una bodega: "Importa el precio, el producto, pero también la experiencia de compra, la logística… hay muchos factores a trabajar para que nos elijan".

Lo más leído
Más sobre Vinos & Bodegas