Más artículos

Ilusión óptica: ¿podés encontrar los 16 círculos que hay en la imagen?

Ilusión óptica: ¿podés encontrar los 16 círculos que hay en la imagen?
La mayoría de las personas no logra ver los 16 círculos que se encuentran en esta imagen y solo puede apreciar una serie de cuadrados
Por iProfesional
19.09.2020 20.55hs Recreo

La mayoría de las personas no logra ver los 16 círculos que se encuentran en esta imagen y solo puede apreciar una serie de cuadrados. Son solo unos pocos los que logran descubrirlos, a menos que alguien le señale cómo hacerlo.

 

¿Cómo mirar la imagen?

Es muy probable que, al cabo de unos minutos e incluso tal vez horas, comiences a perder la paciencia y a creer que se trata de una broma. Si llegaste a ese punto te recomendamos fijar tus ojos en el centro de la imagen e inmediatamente vas a comenzar a ver los círculos.

Lo curioso es que una vez que los ves, es difícil ver los cuadrados otra vez. Es increíble cómo funciona nuestro cerebro. Una vez que recibe una orden y establece lo que queremos ver y a qué queremos dar prioridad o más significado, difícilmente vuelva atrás.

¿Por qué no podemos ver los círculos la primera vez?

Nuestro sistema visual está formado por los ojos y el cerebro, básicamente son fotorreceptores y neuronas. Cuando miramos una imagen, lo que realmente vemos es la luz que rebotó y entró en nuestros ojos, que convierte esa luz en impulsos eléctricos que viajan al cerebro, donde se transforman en una imagen a la que damos sentido.

Este proceso es muy rápido, apenas lleva una décima de segundo, pero no podemos olvidar que nuestros ojos reciben un flujo constante de luz, una increíble cantidad de información que nuestro cerebro simplemente no puede procesar al unísono para darle un sentido coherente.

Es realmente muy difícil procesar toda la información visual. Es por ello que nuestro cerebro decide tomar atajos para hacer que el proceso de decodificación sea más eficiente. ¿Cómo funciona? Simplificando lo que vemos para ayudarnos a enfocarnos en lo más importante, esto nos permite compensar el retraso de procesamiento de esa décima de segundo.

En la práctica, como resultado de la experiencia, nuestro cerebro ya tiene atajos predeterminados para ayudarnos a procesar más rápidamente lo que vemos. Por ejemplo, como regla general, nuestro cerebro prioriza las formas nítidas en las curvas porque las considera más peligrosas. Esa es la razón por la que miramos primero los cuadrados y solo después vemos los círculos.

A esto se agrega que las neuronas compiten entre sí para ver las partes claras y oscuras de la imagen, por lo que es necesario priorizar primero un significado y luego el otro. Por lo tanto, el tiempo que necesitas para ver los círculos de esta ilusión óptica, puede decirte cuán rígidos son los atajos que creó tu cerebro para procesar la información visual.

Esta es la solución al reto de los círculos
Esta es la solución al reto de los círculos

Temas relacionados