06.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

"Volvimos con votos, estamos para protagonizar": la UCR se le planta al PRO de cara al 14N

"Volvimos con votos, estamos para protagonizar": la UCR se le planta al PRO de cara al 14N
Esta UCR es bien distinta a la de aquella que decidió en la lejana Convención de Gualeguaychú sumarse a Cambiemos. Sin romper la paz, pide protagonismo
Por iProfesional
26.10.2021 20.23hs Política

Los radicales volvieron, los peronistas quieren y los kirchneristas y macristas resisten con aguante

La campaña tiñe todo. Nada en la política puede escapar de ella. La diferencia con otras del pasado es que, a esta altura, las coaliciones mas importantes estaban unificadas y jugando a full el juego "ellos o nosotros". Ahora se notan más las diferencias internas. Quizás los protagonistas malinterpretan las demandas de transparencia de la opinión pública hacia los políticos y exhiben a cielo abierto sus diferencias de diagnósticos y sus ambiciones de poder.

Tal vez resulta inevitable ocultar las internas. Las razones que los unen son tan evidentes como los motivos que los separan. En el oficialismo las disputas están más expuestas. La semana posterior a la PASO y las cartas y renuncias dejaron, como los terremotos, replicas que se traducen desde el tratamiento de la cuestión mapuche en el sur hasta los cruces vías tuits de Aníbal Fernández y Sergio Berni, responsables de la seguridad nacional y provincial respectivamente.

El Frente es de Todos pero las partes no se hacen cargo. Del otro lado de la medianera, también pasan cosas, algo atenuadas por la victoria del 12 de setiembre, pero visibles. Los criterios distintos de los radicales respecto de seguidores del PRO pueden calificarse como más que simples matices.

Allí está, como botón de muestra, la posición frente a la decisión de Mauricio Macri de postergar su presentación en el juzgado de Dolores al que finalmente concurrirá en los próximos días acompañado de militancia, como acostumbraba CFK en los tiempos que el entonces juez Bonadio la reclamaba con bastante frecuencia.

Es improbable que en los micros rentados por el declarante para vigorizar la marcha de apoyo viajen referentes radicales. Por los cerebros que están debajo de las boinas blancas transitan otras ideas al respecto, como se encargó de manifestar el especialista en el tema el neurocientífco y candidato Facundo Manes.

El protagonismo del ex presidente abre simultáneos frentes de análisis. En primer lugar, la disposición a jugar su segundo tiempo después de haber relatado en un libro la experiencia del primero. Si algunos lo imaginaban tramitando su jubilación en el Anses, deberán recordar que los políticos no se retiran por propia voluntad. Mauricio ha comprendido que, además de buenos abogados, la mejor manera de fortalecer los argumentos frente a la justicia es preservar la mayor dosis de capital político.

"Acá se aplica más que nunca aquello de que cocodrilo que se duerme es cartera -dice alguien cercano al fundador del PRO-. Si no nos movemos fuerte y marcamos presencia en la campaña nos comen de postre". Este sentir se inspira en ese viejo refrán de la política argentina que señala: "Si no estás sentado en la mesa, sos parte del menú". Y nadie quiere un Dibu Martínez de la política amenazándote ante cada penal. Y el ex presidente de Boca sabe de futbol. El crecimiento de los radicales merece un comentario adicional.

Mientras Larreta recibe la presión del radicalismo, Alberto Fernández se encierra en un círculo cada vez más reducido

Esta UCR es bien distinta de aquella que decidió en la lejana Convención de Gualeguaychú sumarse a Cambiemos. Esa decisión, adecuada entonces pero muy de mínima, la llevó luego a tener un rol subalternizado en la gestión 2015-2019. Ahora, cual Ave Fénix, ha resucitado de sus cenizas merced al protagonismo y los resultados de nuevos y viejos referentes: Martín Lousteau (CABA), Facundo Manes (Pcia de Buenos Aires), Carolina Losada (Santa Fe), Rodrigo de Loredo (Tucumán), Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdez (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy), solo por nombrar algunos.

"El furgón de cola se acabó. Estamos para protagonizar. Fue Macri el que reconoció que en estos años; pasaron cosas. Y entre ellas es que nosotros volvimos con votos. Juntos si, pero ni revueltos ni sumisos. De aquí en adelante la coalición va a estar mas impregnada de nuestros diagnósticos y las listas de nuestra gente", asume una empoderada dirigente radical con peso en los comandos de campaña.

Mientras tanto, Rodríguez Larreta no se detiene y con su compulsión al trabajo que le reconocen propios y extraños se ocupa de fortalecer la campaña de Santilli en la provincia apalancándose en el saldo positivo de su imagen para fortalecer su proyecto presidencial del 2023. Sabe que ser candidato con tanta anticipación solo se puede sostener con la estrategia del "espeto corrido", es decir, poniendo carne permanentemente en el plato, que en este oficio se traduce como aciertos y victorias.

Eso requiere una cocina bien abastecida, buenos parrilleros, personal de salón bien atento y marketing directo. Con un estilo ajeno al espontaneísmo le gusta planificar todo al máximo y no dejar mucho espacio al azar.  La contra es su condición de porteño, territorio que genera resistencias en otros distritos, sobre todos después de las experiencias de quienes llegaron desde allí hasta la presidencia.

En cuanto a Alberto Fernández, en su círculo más reducido (literalmente reducido) reconocen que "independientemente de los resultados de noviembre, la segunda mitad del mandato no puede tener el tobogán enjabonado".

El desafío de él y de todos empieza la propia noche de la elección. En contexto de debilidad económica y de desencanto el margen de error es reducido. Ya se cometieron demasiados. ¿Buscará apoyarse en el peronismo clásico que quiere volver -imitando a los radicales- a contar con más protagonismo? ¿Será Manzur la cabecera de playa? Muchos, comenzando por el propio Jefe de Gabinete, se preguntan lo mismo. Los kirchneristas también.

Temas relacionados