Los ingenieros son los "más buscados" y los menos afectados por el desempleo

Los ingenieros son los "más buscados" y los menos afectados por el desempleo
Las ofertas laborales para estos perfiles se multiplican a la par de una caída de los matriculados en carreras técnicas en las universidades
Por iProfesional
18.06.2012 14.09hs Management

Los ingenieros informáticos o de telecomunicaciones son actualmente los profesionales con menor tasa de desempleo. En España, por caso, sólo un 7,6% de trabajadores especializados en estas áreas están desocupados, cuando la media de la población es del 24 por ciento.

Las ofertas de trabajo a la caza de estos perfiles suponen ya el 13% del total, según el último relevamiento de Adecco.

Desde pequeñas empresas de Internet con cinco empleados hasta grandes firmas y consultoras buscan incorporar a estos profesionales a sus filas. Indra, por ejemplo, anuncia más de 50 vacantes. La multinacional de videojuegos Gameloft busca varios programadores.

Tuenti, por su parte, ha optado directamente por convocar concursos de programación para pescar talento. En la primera competición, el año pasado, ofreció un puesto al 80% de los finalistas. Este año se presentaron 3.000 aspirantes entre los que seleccionó a 15 supervivientes y a un ganador, según informó el diario El País de España. 

Sin embargo, pese a las buenas perspectivas, cada año se matriculan menos estudiantes de ingeniería en las universidades españolas y a las empresas les cuesta una eternidad encontrarlos. Las matrículas en los centros de ingeniería informática y telecomunicaciones cayeron un 40% desde 2003 y se prevé que continúen a la baja hasta 2014, según un informe del portal Ticjob. 

Asimismo, en la Argentina se vive un panorama similar: la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) advirtió que hay tan sólo un ingeniero cada 6.600 habitantes. En naciones desarrolladas, la proporción es de un profesional cada 1.500 habitantes

Es por eso que el gobierno nacional ha lanzado un programa que apunta a duplicar la tasa de graduados en esta profesión para el 2021.

En España, las causas de la merma de perfiles especializados en ingeniería ponen el foco en la capacidad del sistema educativo para moverse a la velocidad que le exige el mercado. Las universidades en ese país parecen demasiado centradas en la investigación y fomentan poco el contacto con las empresas.

Según dijo al diario Guillermo Cisneros, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), faltan tres ingredientes clave: renovar los planes de estudio, potenciar las competencias transversales y, sobre todo, enseñar y animar a emprender.