Despliegue estratégico: sin pausa, las automotrices desembarcan en lugares clave para controlar el litio

Despliegue estratégico: sin pausa, las automotrices desembarcan en lugares clave para controlar el litio
Tesla sigue sumando proveedores, mientras que sus competidores en el negocio del auto eléctrico intensifican el despliegue. Los proyectos en desarrollo
Por Patricio Eleisegui
17.09.2021 11.40hs Negocios

Ajenas a los vaivenes de la política doméstica, las automotrices siguen profundizando su desembarco en las provincias donde se ha comprobado la presencia de mineral de litio.

Con foco en los territorios de la Puna, las compañías se posicionan en sociedad con filiales de mineras siempre desde la perspectiva de asegurarse el material para la expansión del negocio de los autos eléctricos del primer mundo.

A tono con esta estrategia, Tesla acaba de sumar otro proveedor con operaciones en la Argentina tras confirmarse que Liex, filial local de la canadiense Neolithium avanzará con la construcción del proyecto Tres Quebradas (3Q) en la provincia de Catamarca. La firma notificó que iniciará el desarrollo de campamentos y caminos entre diciembre y enero.

Según pudo saber iProfesional, Neolithium desembolsará 60 millones de dólares durante el primer año de operaciones en 3Q. "Hoy ya tenemos alrededor de 100 empleados y durante la etapa de construcción, como en todas las minas, habrá un mayor volumen de gente, con un pico de hasta 600 personas trabajando", declaró al respecto Waldo Pérez, CEO de Liex.

El ejecutivo informó que el proyecto estará basado en la extracción de carbonato de litio y que su construcción total demorará al menos dos años. Neolithium invertirá hasta 320 millones de dólares para asegurarse el producto.

"En reservas y recursos, por lo menos en proyectos de salmuera, el país ya está compitiendo con Chile, que tiene el número uno, aunque este dispone de un salar (operativo). Nosotros tenemos salares más chicos, pero con muy buen volumen, porque son más profundos", añadió Pérez.

Tesla ya cuenta con otra compañía que le entregará litio de la Argentina: la china Ganfeng Lithium Co., que en mayo prometió que avanzará con la instalación de una fábrica de baterías en Jujuy.

La empresa en cuestión es un gigante del procesamiento del mineral para la industria automotriz. En diciembre del año pasado, "blanqueó" su decisión de inyectar al menos 100 millones de dólares para expandir el emprendimiento Caucharí Olaroz –siempre en la provincia de Jujuy–.

Como expuso iProfesional en febrero pasado, la intención de la compañía, que bajo la figura de Exar comparte proyecto con la canadiense Lithium Americas, es potenciar el yacimiento entre lo que queda de 2021 y 2022.

Jiangxi Ganfeng Lithium cuenta con contratos vigentes de provisión de litio con "peso pesados" de la producción de automóviles como la mencionada Tesla, aunque también mantiene vínculos con Volkswagen y BMW para la entrega permanente del mineral para el desarrollo de vehículos híbridos o directamente eléctricos.

Mientras tanto, en la Puna continúa la presencia fuerte de Toyota, que ya dice presente en la explotación del material a través del proyecto jujeño de Olaroz.

La asiática es dueña del 25 por ciento de las acciones del proyecto, mientras que la porción restante es propiedad de la australiana Orocobre. La estatal jujeña JEMSE posee una participación simbólica: 8,5 por ciento.

Salta, Jujuy y Catamarca concentran los proyectos en desarrollo.
Salta, Jujuy y Catamarca concentran los proyectos de litio en desarrollo.

Ya en el proyecto Fénix, que se desarrolla en el Salar del Hombre Muerto, en la provincia de Catamarca, BMW dice presente en alianza accionaria con la minera Livent. En la primera mitad de este año, la automotriz anticipó una inversión superior a los 300 millones para impulsar la explotación en Fénix.

El anuncio fue realizado por Andreas Wendt, responsable del área de Compras y Proveedores del grupo alemán. Detalló que los desarrollos a partir del mineral local serán incluidos en todas las marcas del holding: BMW, Mini, Rolls-Royce y BMW Motorrad.

Fénix y Olaroz son, hasta el momento, los dos únicos proyectos de litio en fase de explotación concreta en la Argentina.

Por su parte, la compañía francesa Eramet, a través de su subsidiaria Eramine Sudamericana, sigue levantando instalaciones en la Puna salteña. Impulsa el yacimiento Centenario Ratones y ya activó desde campamentos hasta una planta piloto. La empresa en cuestión mantiene acuerdos de aprovisionamiento con la también gala Bolloré, firma que impulsa vehículos eléctricos.

Estados Unidos mira las reservas de Argentina

El Centro de Estudios Estratégicos Internacionales, uno de los "think tanks" de mayor peso en Estados Unidos, consideró en clave extractivista que la Argentina es el país "más prometedor para la expansión de la industria del litio".

Afirmó que esto no es sólo por las reservas disponibles sino por "un mejor clima de inversión" y el contexto de cambio climático y geopolítica que atiende la gestión Biden.

El informe del CSIS (por su sigla en inglés) que lleva el título "Triángulo de litio de América del Sur: oportunidades para la administración Biden" plantea que la región es la de mayor disponibilidad de este recurso en el mundo y "se convertirá inevitablemente en el nexo del codiciado mineral".

Según mediciones internacionales, Argentina es uno de los tres países con mayores reservas del mineral a nivel mundial.
Según mediciones internacionales, Argentina es uno de los tres países con mayores reservas del mineral.

El análisis parte de la premisa de que la importancia del litio como mineral estratégico "aumentará exponencialmente para convertirse en un componente esencial para los sistemas de energía limpia del futuro".

Cerca del 60 por ciento de las reservas de litio a nivel mundial se encuentran en la región que comparten Argentina, Chile y Bolivia, según el Resumen de productos minerales del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) de 2021.

Así, se estima que, de los 86 millones de toneladas del mineral constatadas en el planeta, Bolivia posee 21 millones de toneladas, Argentina alrededor de 19,3 millones y Chile unos 9,6 millones.