El secreto de la "fórmula Greene": ¿cuántos ahorros deberías tener a tu edad?

El secreto de la "fórmula Greene": ¿cuántos ahorros deberías tener a tu edad?
Con esta metodología reconocida y flexible, las personas llegarían a la jubilación con el equivalente a ocho sueldos anuales brutos de ahorro
Por iProfesional
27.07.2021 09.19hs Management

El ir ahorrando peso por peso para cumplir con sueños y proyectos es una costumbre muy afianzada en los trabajadores de todos los países, aunque en algunos de ellos resulte más difícil llegar a la meta que en otros.

Los trabajadores también ahorran para tener la seguridad financiera de que podrán hacer frente a gastos imprevistos, si los hubiese, o que podrán invertir en caso de surgir una oportunidad. También ahorran porque saben que es probable que su jubilación o pensión no será suficiente para que vivan en su vejez.  

Ahorrar no es fácil y más en un contexto de crisis económica como el que se viene encima por la pandemia de coronavirus y la recesión en la Argentina. Por eso, puede ser de gran ayuda guiarse por un modelo.

Uno de ellos es el conocido como la "fórmula Greene", un método de ahorro ideado por la economista Kimmie Greene que toma como referencia el salario anual de un trabajador y el porcentaje de éste que debe destinar a dicho ahorro en función de la edad que se tenga.

Qué es la "fórmula Greene" para ahorrar

Cuánto deberías tener ahorrado de acuerdo a tu edad
Cuánto deberías tener ahorrado de acuerdo a tu edad

El modelo de la "fórmula Greene" no da cantidades exactas, sino proporciones del salario bruto anual que, en lugar de aplicarse al consumo, ocio, alquiler o facturas, debe destinarse a ponerla debajo del colchón.

Los dos primeros pasos son los siguientes: tener ahorrada a los 20 años una quinta parte del salario anual (un 20%) y, con eso, llegar a los 30 años con el 100% del sueldo anual bruto ahorrado.

A partir de ahí, el método de Greene es ir ahorrando un salario anual cada cinco años, elevando la capacidad de ahorro de forma que a los 35 años se disponga del doble de nuestro salario anual, a los 40 años el triple, a los 45 años el cuádruple, y así, sucesivamente, hasta cumplir los 65 años, edad de jubilación.

De esta forma, según este teorema un trabajador puede llegar a la edad de la jubilación con un ahorro a disposición equivalente a ocho veces el salario anual bruto.

No obstante, hay que tener en cuenta que el salario bruto del trabajador varía con el tiempo. La habitual tendencia salarial en la vida laboral hace que los sueldos más bajos se concentren en los primeros años de trabajo y, de mantenerse este, los sueldos más altos suelen coincidir con el tramo final de nuestra vida laboral.

Es por eso por lo que Greene especifica que su método debe ser flexible y depende de estas variables y otras como años con gastos imprevisibles, posibles estapas de desempleo. La clave radica en llegar a la edad de jubilación con el montante global ahorrado, aunque alcanzar los hitos correspondientes a cada edad son importantes, ya que sirven para afianzar el cumplimiento del objetivo.

Aunque el método de Kimmie Greene se centra en las proporciones de nuestro sueldo que hay que ahorrar, la autora da algún que otro consejo para arañar dinero: sacrificar parte del ocio en beneficio del ahorro, el traslado a ciudades más baratas en su estilo de vida o el depósito del dinero en un plazo fijo que reporte beneficios extra que ayuden al objetivo.