Más artículos
Coronavirus: todo sobre la vacuna de Oxford que se producirá en Argentina

Coronavirus: todo sobre la vacuna de Oxford que se producirá en Argentina

Coronavirus: todo sobre la vacuna de Oxford que se producirá en Argentina
El anuncio se hizo pasadas las 19 horas desde la Quinta de Olivos y participaron Alberto Fernández, Ginés González García y Carla Vizzotti
Por iProfesional
12.08.2020 19.37hs Health & Tech

En la carrera para encontrar la vacuna contra el coronavirus hay varias empresas. Gigantes de la industria farmacéutica han comenzado a desarrollar la potencial inmunización contra este nuevo virus, algo que se constituye como esencial para poder evitar que su expansión continúe.

En las últimas horas se confirmó que la vacuna de Oxford y el laboratorio AstraZeneca comenzará a producirse en el país. El presidente Alberto Fernández hizo el anuncio oficial al respecto desde la Quinta de Olivos, luego de que el ministro de Salud, Ginés González García, hubiera anticipado que en la tarde de este miércoles podría haber una "buena noticia".

El objetivo es que la producción en Argentina pueda abastecer a varios países de Latinoamérica, excepto Brasil que ya está probando la vacuna de Oxford desde hace algunas semanas. Cabe mencionar que en el estado de Paraná, en el sur del país gobernado por Bolsonaro, se firmó un acuerdo con Rusia para proveerse del desarrollo que el propio Vladimir Putin anunció hace menos de dos días.

En este sentido, el Presidente indicó que "la producción de Latinoamérica estará a cargo de Argentina y de México" y que "se distribuirá de manera equitativa y a demanda de todos los gobiernos latinoamericanos".

En el anuncio el Presidente explicó que la Fundación Slim ha financiado la investigación y la producción de más de 100 millones de dosis, lo cual "ha permitido que toda Latinoamérica pueda acceder a esta vacuna". Que Argentina esté a cargo de esta producción "le permitirá acceder entre 6 y 12 meses antes a la vacuna, tiempo en el que no podríamos haber accedido si no tuviéramos este acuerdo", afirmó Fernández.

Es importante tener en cuenta que será el laboratorio Mabxcience, parte de Grupo Insud, el encargado de producir el principio activo de la vacuna, que tendrá un precio de entre "3 y 4 dólares", según indicó el Presidente.

Astra Zeneca es el laboratorio que se asoció con la Universidad de Oxford en la investigación
Astra Zeneca es el laboratorio que se asoció con la Universidad de Oxford en la investigación

¿Hay prioridad para aplicarla?

"Como en todas las vacunas hay prioridades y hay grupos protegidos", indicó González García. "Los mayores, los trabajadores de salud y los que tengan alguna patología previa que los haga más vulnerables tendrán prioridad", señaló el ministro de Salud.

Este punto es importante, dado que son quienes se encuentran más expuestos al contagio de coronavirus y su salud puede estar más comprometida.

¿Cuándo estaría lista la vacuna?

De acuerdo a lo que se conoce hasta el momento y las expectativas de los profesionales, la vacuna de Oxford se comenzaría a producir en el mes de septiembre. La fabricación de la vacuna se califica como "a riesgo", dado que todavía no ha finalizado la etapa de investigación.

En relación a la aplicación de manera masiva, podría estar lista para el primer trimestre del 2021, de acuerdo a lo indicado por el presidente Fernández y por las autoridades del laboratorio.

¿Tiene efectos adversos la vacuna de Oxford?

Según indicó la revista científica The Lancet hace algunas semanas, la vacuna sería segura y entrenaría al sistema inmunológico contra el coronavirus. Estos resultados se desprenden de las primeras fases de estudio, cuyos resultados fueron publicados a finales del mes de julio.

Los investigadores de Oxford probaron la vacuna en 1.077 voluntarios y luego analizaron la reacción en su organismo. Más tarde se encontraron con que se desarrollaron anticuerpos y células blancas de la sangre que pueden combatir al virus.

Si bien los resultados son prometedores, los expertos deben seguir realizando nuevos ensayos para determinar si los anticuerpos desarrollados sirven para ofrecer protección a largo plazo contra el coronavirus.

En estas primeras pruebas, las defensas se mantuvieron dos meses tras la administración de la vacuna.

Sobre los efectos secundarios, los autores del estudio señalaron que el 70% de los que recibieron la vacuna tuvieron efectos secundarios leves, como fiebre, cansancio y dolor de cabeza. Además detallaron que todos fueron tratados con paracetamol.

Cómo fueron las pruebas para la vacuna contra el Covid-19

Durante los ensayos, se administró la vacuna a 1.000 personas sanas entre 18 y 55 años; solo 10 de esas personas recibieron una segunda dosis.

Los científicos usaron un virus genéticamente modificado para crear la vacuna. Según The Lancet, los niveles de células T alcanzaron su punto máximo 14 días después de la aplicación y los niveles de anticuerpos alcanzaron su punto máximo después de 28 días.

El presidente Alberto Fernández durante el anuncio del acuerdo
El presidente Alberto Fernández durante el anuncio del acuerdo

La respuesta fue aún más potente tras una pequeña segunda inyección, tras la cual la sangre del 100% de los participantes en los ensayos mostró esta capacidad neutralizadora frente al virus, lo que parece indicar que esta podría ser una buena estrategia para la vacunación.

"Los datos de la fase I/II de nuestra vacuna muestran que no provocó ninguna reacción inesperada y tuvo un perfil de seguridad similar al de las vacunas anteriores de este tipo. Las respuestas inmunológicas observadas después de la vacunación están en línea con lo que los estudios anteriores en animales han demostrado que están asociadas con la protección contra el virus del SARS-CoV-2, aunque debemos continuar con nuestro riguroso programa de ensayos clínicos para confirmarlo en los seres humanos", explicó Andrew Pollard, investigador jefe del Ensayo de Vacunas de la Universidad de Oxford y coautor del estudio.

La Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca ya han comenzado una tercera fase de ensayos con decenas de miles de personas para certificar que, efectivamente, es segura, genera inmunidad y no desencadena efectos secundarios graves.

Están colaborando con socios en todo el mundo para llevar a cabo una Fase III de pruebas en Estados Unidos que involucraría a 30.000 voluntarios, además de realizar un estudio pediátrico y pruebas a decenas de miles de personas en Reino Unido (15.000), Brasil (5.000) y Sudáfrica (2.000).

¿Qué otras pruebas se están realizando en el país?

Es importante recordar que en Argentina ya se está probando la vacuna contra el coronavirus que desarrolló Pfizer junto a la alemana BioNTech. La noticia de que el país había sido elegido para hacer estas pruebas llegó a finales del mes de julio y la investigación comenzó a aplicarse en los voluntarios en los primeros días de agosto.

¿Cuáles son las empresas que están más cerca de la vacuna?

La Universidad de Oxford y AstraZeneca no es la única que está en carrera para finalizar su investigación y constituirse como una de las primeras a nivel mundial.

Moderna es otra de las compañías cuyo desarrollo podría ser exitoso. Se trata de una farmacéutica estadounidense que también está trabajando en estudios de otras vacunas y tratamientos específicos para ciertas patologías. A esta empresa el gobierno estadounidense le brindó 483 millones de dólares en abril, a los que luego se sumaron otros 472 millones, con el objetivo de que pueda cumplir con el desarrollo de su vacuna.

De hecho, se conoció hace pocos días que el desarrollo de Moderna tendría "precio de pandemia" y costaría entre u$s 32 y 37.

Pfizer y BioNTech son otras dos empresas que se encuentran en carrera para encontrar la vacuna contra el coronavirus. Este es el producto que se está probando actualmente en Argentina, una noticia que se conoció en los primeros días de julio.

Sinovac es una biofarmacéutica china que está investigando una potencial vacuna en colaboración con el centro brasileño Butantan. El nombre del producto sería CoronaVac y se trata de una vacuna inactivada, lo cual implica que utiliza una versión no infecciosa del coronavirus.

Por último, la compañía farmacéutica estatal de China, Sinopharm, en colaboración con el Instituto de Productos Biológicos Wuhan, está trabajando para encontrar una vacuna. Según han explicado desde la propia empresa, esperan terminar con su investigación y llegar al público con la vacuna para fines de 2020.

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Health & Tech