Más artículos

Guzmán y una licitación clave para mantener el dólar a raya: ¿podrá seguir cerrando la brecha entre blue y oficial?

Guzmán y una licitación clave para mantener el dólar a raya: ¿podrá seguir cerrando la brecha entre blue y oficial?
En medio de una tensa calma cambiaria, el Tesoro empieza en rollear los vencimientos de diciembre y ofrece un amplio menú de instrumentos en pesos
Por Melina Manfredi
25.11.2020 15.47hs Finanzas

El Gobierno sigue comprometido con su estrategia de patear vencimientos tanto para lo que resta de noviembre como para diciembre. De cara a los pagos que debería hacer en las próximas semanas, anunció una licitación para este jueves donde colocará nuevos bonos e intentará canjear los que vencen próximamente. 

El lunes 30 de noviembre, vencen unos $90.600 millones, que el Gobierno busca renovar mediante 3 instrumentos. Se trata de dos Lepase (que pagan la tasa de pases a 7 días, hoy en 36,5%, más un spread) y una Lecer, que ajusta por inflación.  

La inflación implícita en los bonos CER subió en las últimas semanas
La inflación implícita en los bonos CER subió en las últimas semanas

Las Lepase son reaperturas de colocaciones realizadas previamente, donde el interés del mercado fue muy modesto. "Recaudaron chauchas y palitos las otras veces. Esta vez me parece más realista la intención porque apuntan a colocar $50.000 millones en Lecer y $40.000 millones entre las dos Lepase que ofrecen", dijo un operador. 

Y agregó: "Igualmente, como no sabemos cuánto de lo que colocan viene de entes públicos y cuándo de manos privadas, es difícil aventurar un resultado". 

Por el contrario, Guido Lorenzo, socio de LCG, opinó que las Lepase puede ser una buena alternativa de corto plazo porque las mediciones de inflación de la consultora para noviembre muestra que viene debajo del 3,5%. 

No obstante, reconoció que "hay mucho apetito por los bonos ajustables por CER debido al dato de inflación de octubre" así que entiende que tendrá éxito. "Si tenés que apostar a más de dos meses, es tentadora la oferta de atar el rendimiento a la inflación", afirmó Lorenzo.

Canje para descomprimir 

El Ministerio de Economía también ofrece este jueves un canje de instrumentos que vencen el mes que viene. Son 4 los instrumentos que se pueden intercambiar: la Lecer que expira el 4 de diciembre; la Lebad con vencimiento al 22 del mes que viene; el Bonar 2020, que debería pagar el 23 de diciembre; y la Ledes al 30 de diciembre.

Quienes ingresen al canje se llevarán una canasta de activos integrada en un 30% por  Lepase con vencimiento en mayo de 2021 y en un 70% por el Boncer T2X2, que vence en septiembre de 2022. 

Así, el Tesoro busca empezar a descomprimir los vencimiento de diciembre que suman unos $445.000 millones entre los instrumentos del mercado

Economía tiene vencimientos por más de $450.000 millones en diciembre
Economía tiene vencimientos por unos $445.000 millones en diciembre

"Está bueno que sean prudentes y traten de levantar el vencimiento a tiempo. Lo que no está tan bueno es el paquete que arman, donde meten las Lepase que no son tan atractivas como el CER. Los activos que ajustan por inflación vienen teniendo muy buenas semanas porque la inflación implícita está levantando fuerte, en correlación con lo que sucede en la economía", opinó un operador. 

Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment, coincidió con su colega. "Creo que hacen bien en empezar a limpiar vencimientos en un contexto bueno para los mercados. Me parece que van a tener éxito. No sé en qué porcentaje pero algo se va a canjear porque el clima internacional ayuda y los institucionales tienen que seguir invertidos", explicó.

Consultado sobre la conveniencia del canje, el experto indicó que la decisión es más estratégica que de precio. "Es muy justo el canje, son diferencias de menos de 1%. La decisión será de los institucionales, a ver si prefieren ir renovando y asegurándose ese intercambo", señaló. 

¿Ayuda a la calma cambiaria? 

Se sabe que el Gobierno apunta a reconstruir un mercado de deuda en pesos para financiarse y también para permitir el fondeo de empresas a nivel local y en moneda doméstica. Como efecto colateral, un mercado profundo de instrumentos en pesos puede tentar a los ahorristas e inversores a quedarse en moneda local en lugar de correr contra el peso e ir al dólar

Las últimas semanas trajeron una relativa estabilidad cambiaria, apuntalada por las intervenciones de organismos oficiales para bajar el dólar financiero. Sin embargo, la brecha se mantiene alta, en torno al 80%, y los analistas dudan que estas operaciones de deuda en pesos puedan traer un respiro al dólar. 

"El canje no cambia nada. Son vencimientos que empiezan a renovarse antes para que no se junte todo en diciembre pero, en realidad, es neutro", apuntó López Alfaro. Y añadió: "Lo que sí podría retirar pesos de la calle es esa colocación por un 10% adicional a los vencimientos, que se había anunciado". 

El socio de Delphos se refiere al plan de Economía de renovar un 110% de la deuda que vence hasta fin de año, con el objetivo de reducir el financiamiento monetario del déficit. Ese anuncio, realizado el 2 de noviembre, también incluía la decisión de la cartera de Martín Guzmán de no seguir tomando (y hasta devolver) adelantos transitorios del Banco Central (BCRA). 

Sin embargo, el Tesoro continúa financiándose con transferencias de utilidades de la autoridad monetaria. En esa inyección de pesos, que no se detiene, radica el origen de la tensión cambiaria. 

"El problema es que el usuario final de los pesos no los quiere", señala un operador

"El BCRA no emite por adelantos transitorios pero, aunque el Tesoro renueve la deuda, le sigue girando utilidades. Hasta que no corten de raíz el problema de la emisión, esto va a seguir", vaticinó un operador.

Y argumentó: "El problema es que el usuario final de los pesos no los quiere. Entonces, los gasta o se va al dólar, que no sube porque están vendiendo fuerte para mantener al tipo de cambio financiero entre $140 y $150. El tema es cuánto tiempo pueden durar esas ventas y, además, qué pasará cuando el solidario se acerque mucho al dólar Mep y le ponga un piso". 

"El Gobierno se miente un poco porque el BCRA emite al 80% del circulante y luego el Tesoro consigue demanda por instrumentos en pesos en un contexto de fuertes restricciones a la dolarización. Salir a festejar estas colocaciones… es una victoria pírrica", consideró Lorenzo. 

No obstante, para el economista la dinámica estacional de diciembre puede llegar a dar cierto respiro, aún cuando la emisión continúa, porque crecen las necesidades de pesos. "En diciembre, en particular, estacionalmente aumenta la demanda de pesos. El desafío pasa para enero", sostuvo Lorenzo. 

Consultado sobre si cree que el Gobierno podrá aspirar el excedente de pesos a principio de año para evitar la presión sobre el dólar, el director de LCG dudó: "Es la gran pregunta. Veremos qué dólar está dispuesto a convalidar el sector privado y qué tan efectivas son las restricciones actuales, no sólo a particulares, sino también a empresas y fondos".

"La clave pasa por la sensación de control o no control que demuestre tener quien maneje la cuestión cambiaria. Si logra dar señales y moderar, entonces no habrá problemas. Si se transforma en aquello a lo que le decimos ‘cheap talk’, entonces puede ser que haya un episodio de inestabilidad cambiaria. El Ministro hizo muchas promesas y ahora tiene que hacer delivery, que es la parte más difícil", cerró Lorenzo.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído