Más artículos

Riesgo país vuelve a los mismo niveles que hubo cuando Alberto ganó las PASO (y espantó a los inversores)

Riesgo país vuelve a los mismo niveles que hubo cuando Alberto ganó las PASO (y espantó a los inversores)
El indicar retornó a niveles de 1.460 puntos, idéntico al día después del triunfo electoral del kirchnerismo en agosto del 2019 cuando saltó más de 60%
Por Leandro Gabin
22.10.2020 12.38hs Finanzas

Los precios no mienten, esa es una premisa que siempre se cumple en el mercado. Y fiel a eso, se observa el deterioro de la confianza que los inversores tienen con el Gobierno argentino. Entre tantas muestras de esto está el riesgo país, el indicador que elabora el JP Morgan. El país vuelve a tener el mismo riesgo que el día posterior a que Alberto Fernández y Cristina Kirchner ganaran las PASO. Ese día, el 12 de agosto del 2019, el indicador voló casi 70% subiendo a 1.460 puntos básicos. Niveles de "pánico" por el batacazo que dio el kirchnerismo en las primarias y en medio de una situación de la deuda muy compleja que ya traía el macrismo. Ahora, con la reestructuración resuelta, el pesimismo de los inversores vendiendo bonos hace que retorne a los mismos niveles. O lo que es lo mismo, al "piso" de la era Fernández a pesar de que haya asumido recién en diciemnbre de ese año (los mercados operaron a partir de las PASO como si estuviera en funciones).  

Claro que en lo que va del mandato actual, el riesgo país siempre fue elevado. De hecho, al momento de cerrar el  canje de deuda, el riesgo país estaba en torno a los 2.000 puntos (hubo picos de 4.300 a finales de marzo cuando se cayó oficialmente en default de la deuda extranjera). 

 
El indicador que elabora el JP Morgan tuvo picos de 4.500 puntos
El indicador que elabora el JP Morgan tuvo picos de 4.500 puntos al momento del default
 

Baja circunstancial y efímera

El nivel más bajo de riesgo fue un tecnicismo del JP Morgan: cuando la Argentina cerró el canje y entregó los nuevos bonos, la cartera del EMBI se modificó con las nuevas especies y eso produjo un rebalanceo. De ahí que el riesgo país cedió casi 100 puntos básicos desde los 2.100 a los 1.100. Ese fue el menor nivel que puede mostrar la administración actual, algo que no se mantuvo por la crisis cambiaria y de expectativas. 

Ahora, con el EMBI de Argentina en 1.460 puntos, se vuelve al "piso" natural que tiene el Gobierno. Esto se traduce en un mayor costo de endeudamiento no sólo para el país, sino para las empresas y provincias. 

Finalmente, el riesgo país es un indicador que mide la diferencia que pagan los bonos del Tesoro de Estados Unidos contra los del resto de los países. De esta manera, el índice mide la sobretasa que debe pagar un bono, en nuestro caso argentino, frente al rendimiento de los títulos a 10 años que emite el Tesoro de los Estados Unidos.

 
Ecuador, que arregló la deuda al mismo momento que la Argentina, tiene un riesgo muy inferior
Ecuador, que arregló la deuda al mismo momento que la Argentina, tiene un riesgo muy inferior

Más riesgoso que un país africano

En un mundo de tasas cero, donde hay financiamiento barato para todos, que el país tenga el mercado cerrado es una picardía. De hecho, la Argentina es (otra vez) un caso extraño en el mundo. Ecuador que reestructuró deuda al mismo tiempo que Argentina, tiene un riesgo país de 970 puntos. 

Tras la reestructuración de la deuda, Argentina se ubica en el terreno de países con calificación de riesgo en CCC+, en las líneas más bajas tras las D dedefault. En la misma categoría, recuerda un experimentado operador, encontramos a Angola, Congo, Belice y Mozambique, aunque sólo el primero de los países posee una curva de bonos homogénea como la local, al resto lo representan sólo un punto.

Tras una caída en los precios de los Globales argentinos, el rendimiento de los bonos locales se ubicó por encima del 16%. "De esta manera, comparando contra Angola el spread promedio de nuestros bonos es de 325 puntos. Si subimos un escalón más al nivel de Ecuador (B-), el diferencial de yields trepa a 450 unidades. Como mencionamos siempre, somos nosotros. O simplemente somos menos creíbles que un país africano", arremetió el trader.