Más artículos
¿Dónde poner la plata más allá del dólar y proteger ahorros?: inversiones en pesos que hoy recomiendan expertos

¿Dónde poner la plata más allá del dólar y proteger ahorros?: inversiones en pesos que hoy recomiendan expertos

¿Dónde poner la plata más allá del dólar y proteger ahorros?: inversiones en pesos que hoy recomiendan expertos
La limitación para ahorrar en dólares genera que los ahorristas comiencen a ver inversiones en pesos. Recomendaciones que siguen a la inflación y a tasas
Por Mariano Jaimovich
28.06.2020 17.23hs Finanzas

El cepo cambiario, con la imposibilidad de comprar más u$s200 al mes en bancos y casas de cambio, genera que los ahorristas se vuelquen obligatoriamente a pensar en alternativas de inversión en moneda nacional.

En un momento de inflación elevada, que puede acumular en todo el año alrededor del 50%, quedarse con los pesos estáticos en la cuenta bancaria no parece resultar el mejor negocio, como opción para mantener el poder de compra de los argentinos.

Y el nivel de precio actual en el que se vende el dólar blue, luce bastante caro para volcarse a esta alternativa.

"La primera alternativa que se le presenta a un inversor minorista con excedente de liquidez es si debe ahorrar en pesos o, por el contrario, comprar dólar blue, ya dándose por hecho que el límite de u$s200 al mes se compra ´religiosamente´", detalla a iProfesional Roberto Geretto, Economista Jefe de Banco CMF.

El "problema" es que al estar vendiéndose a niveles superiores a $120, el dólar informal tiene un tipo de cambio real en niveles del 2002, similar a cuando se salió de la convertibilidad, informa el experto.

"Por tanto, comprar a dichos niveles es convalidar un tipo de cambio real alto. Esto no implica que el blue vaya a bajar de manera sistemática, pero sí que en el largo plazo debería perder contra la inflación", recalca Geretto.

Por otra parte, aclara este economista que algunos instrumentos que implican indirectamente dolarizar pesos al contado con liquidación, son más favorables actualmente (por ejemplo, los Cedears), ya que este tipo de cambio de referencia pasó a estar desde más de $120 a bajar a menos de 109 pesos.

En base a este contexto, surgen diversas alternativas de inversión en pesos que intentan ir al mismo ritmo que los incrementos de precios de la economía, la devaluación de la moneda y las tasas de interés.

En la Bolsa de Comercio aparecen inversiones en pesos que le ganan a la inflación
En la Bolsa de Comercio aparecen inversiones en pesos que le ganan a la inflación

Alternativas en pesos

Además, ya con la certeza que el acceso al ahorro en dólares oficiales estará cada vez más restringido, las alternativas de inversión en pesos se centralizan en unas contadas apuestas.

Según los analistas consultados por iProfesional, las principales opciones que están recomendando se centran en los bonos CER (ajustan por inflación) y los de tasa Badlar. Estos últimos pagan un interés relacionado a la tasa por plazos fijos de más de $1 millón.

La justificación de por qué los bonos en pesos lucen más atractivos la brinda José Ignacio Bano, gerente de Research de InvertirOnline: "En este momento de renegociación de la deuda argentina, los bonos en pesos y en dólares han recibido un tratamiento diametralmente opuesto por el Estado".

Al respecto, dice que los bonos en dólares han mostrado "distintas dificultades", como la postergación de todos los pagos hasta fin de año para el caso de los títulos bajo ley local.

En tanto, para los bonos ley de Nueva York, el no pago de u$s500 millones en marzo disparó la negociación con acreedores.

"Contrariamente, los bonos en pesos, sin ninguna vinculación con el dólar, han sido pagados sin inconvenientes. La razón es sencilla: Argentina tiene crónica escasez de divisas pero superabundancia de pesos", detalla Bano.

En este contexto, para quienes busquen alternativas en pesos para ganarle a la inflación y se acomoden alrededor de lo que paga un plazo fijo, los bonos nacionales son buenos vehículos de inversión. A continuación cada una de esta alternativa.

Bonos ajustables por CER

La cobertura a través detítulos públicos que ajustan a través del incremento de la inflación es muy utilizada en momentos en que la suba de precios local es alta. De hecho, distintos economistas están proyectando un nivel cercano al 50% para todo este año.

"De esa manera, el bono en el que uno invierte mantiene poder de compra en pesos y además paga intereses, por lo que uno recibe una tasa de interés real positiva independientemente del nivel de inflación", resume Bano.

Así cita, por ejemplo, que si uno invierte un capital de $1.000 y hay 50% de inflación anual, el capital adeudado por el Estado pasará a ser de $1.500 al cabo de un año.

"La fuerte emisión de pesos para cubrir el aumento del gasto social necesario para hacer frente al aislamiento social preventivo y obligatorio, aumenta las expectativas de inflación y los inversores buscan cobertura a través de los bonos CER", completa a iProfesional Ignacio Abuchdid, analista de Invertir en Bolsa (IEB).

Al respecto, Bano agrega que "entre los bonos indexados por CER hay muchas alternativas, algunos con vencimientos cortos (en los próximos meses) y otros con vencimientos dentro de muchos años, como el Cuasipar (CUAP), que caduca en 2045".

Y advierte: "Si bien uno puede vender los bonos en cualquier momento que lo desee, existe el riesgo precio: que lo termine vendiendo a menor valor que lo compró y eso le reporte una pérdida".

En cambio, un bono con vencimiento en algunos meses, se supone que el inversor podría mantenerlo "a finish" (hasta que finalice su plazo). "De ese modo, para evitar riesgo precio, lo más indicado es posicionarse en los bonos cortos", aconseja Bano.

Teniendo en cuenta la liquidez y el plazo, el bono más recomendable es el TC21. "Ese bono vence en julio de 2021 y tiene un rendimiento de CER+7%. Claramente superior a la alternativa de los plazos fijos indexados por CER, por tener una tasa mayor y además la posibilidad de liquidar posición en cualquier momento", concluye.

Según el análisis de Abuchdid, el último mes los rendimientos comprimieron 6% en promedio, por eso prefiere "bonos más largos como el TX22, que rinde CER+4%. Es decir, 4% por encima de la inflación".

Para los inversores más arriesgados, que tienen un análisis constructivo sobre la resolución de la deuda en dólares, les recomienda el Discount en pesos (DICP), "un título con mayor duration y un rendimiento de CER+9%, con espacio para obtener una compresión de spread con su respectiva ganancia de capital ante un evento favorable".

En este sentido, Geretto acota: "El DICP es otra alternativa, ya que es quien posee el mayor upside, pero también es el más volátil y tiene menor liquidez que otros bonos".

En cuanto a los bonos CER en general, Martín Saud, trader de Balanz, detalla que "ya subieron bastante y pueden comprimir algo más".

Por ejemplo, los más largos que hoy ofrecen CER+9, "si bien no es mala esta tasa, ya que ningún país ofrece estos rendimientos en este tipo de instrumento, entendemos que, más allá que puede comprimir 2 puntos más. Así ya entramos en un terreno que lo consideramos ´tight´, donde el margen de ganancia que queda generar no es tan atractivo", finaliza Saud.

Ante la suba de precios, hay bonos CER en pesos que brindan cobertura
Ante la suba de precios, hay bonos CER en pesos que brindan cobertura

Bonos por tasa Badlar

Los bonos indexados por tasa Badlar pagan un interés relacionado a esa tasa que, recordemos, es la que se paga a plazos fijos de más de $1 millón. Es decir, su rendimiento se vincula a la tasa de plazos fijos.

Para los expertos consultados por iProfesional esta herramienta tiene dos ventajas: mayor tasa y mayor liquidez.

"La mayor tasa se logra porque cotizan a descuento, quien compra un bono y adquiere una deuda nominal de $100 paga, por ejemplo, $95. De esa manera gana por el interés vinculado a la tasa Badlar y por la diferencia de valor del capital", explica Bano.

El segundo punto, el de la liquidez, que consiste en que "uno puede cerrar posición y vender el bono cuando quiera", completa el analista.

Entre los bonos indexados por Badlar, destaca al TB21, que vence en agosto de 2021 y rinde una tasa de 40% anual, es decir, 10 puntos porcentuales más que los plazos fijos tradicionales.

"La tasa Badlar luego de alcanzar el 16% en abril ha recuperado rendimiento ubicándose en 30% actualmente. Estos niveles agregan un carry atractivo a los bonos Badlar donde encontramos emisiones soberanas y subsoberanas o provinciales", sentencia Abuchdid.

Así, afirma que dentro de la curva prioriza el tramo corto como alternativa de instrumento de carry trade, "que busque ganarle a la inflación ante las tasas reales negativas de las letras".

Dentro de los subsoberanos se inclina por el PBY22, un bono emitido por la Provincia de Buenos Aires, y que "actualmente rinde 58%".

A ello, desde la mesa de operaciones de Grupo SBS suman que, en el tramo más largo de la curva, se pueden encontrar retornos de entre 35% y 45% anual, pero ocurre "en títulos con una duration cercana a un año, en un entorno de tasa de interés regulada y un contexto de alta inflación".

Para Saud, entre los Badlar recomienda los bonos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en particular el BDC28 que está rindiendo cerca de Badlar más 13 puntos.

"En comparación con soberanos, la diferencia es grande ya que estos comprimieron mucho y hoy están cerca de Badlar más 6 puntos aproximadamente, y por esto preferimos el bono de CABA que ofrece una tasa interesante en pesos", concluye.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Finanzas