Más artículos
El oficialismo trabaja en un impuesto a grandes patrimonios: los detalles de la iniciativa

El oficialismo trabaja en un impuesto a grandes patrimonios: los detalles de la iniciativa

El oficialismo trabaja en un impuesto a grandes patrimonios: los detalles de la iniciativa
El diputado Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto, dijo que la recaudación se destinará a atender a los sectores afectados por la crisis
06.04.2020 13.27hs Finanzas

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller (Frente de Todos), consignó que trabaja en la elaboración de un proyecto tendiente a crear "un tributo dirigido a los grandes patrimonios "que sea por única vez" " y cuya recaudación está destinada a atender a los sectores más afectados por la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

No obstante, aclaró que se trata de "una idea que hay que seguir trabajando", y que comenzó a delinear tras una conversación que mantuvo con el titular del bloque del Frente de Todos, el diputado nacional Máximo Kirchner.

"Estoy pensando en una cosa que sea por única vez, y con fin determinado pero hay que seguir pensando: sería un impuesto extraordinario,  con un fin determinado, que diga la plata es para esto, tiene que ir a estos 3 o 4 destinos", afirmó Heller en declaraciones formuladas a la radio AM990.

En ese sentido, indicó que se trataría de "un tributo dirigido a los grandes patrimonios en cabeza de personas humanas o jurídicas, que tenga una asignación específica que ayude a generar recursos para aliviar las consecuencias que afrontan los sectores mas afectados por esta crisis".

El economista también puso de relieve que la Argentina está "en una situación excepcional", ya que estaba "saliendo de una crisis gravísima por la anterior gestión", con "una luz de esperanza con una cantidad de iniciativas que generaron entusiasmo" tras la llegada del gobierno de Alberto Fernández y "cayó esta pandemia".

Heller sostuvo que "hay un Estado débil porque ha sido debilitado, carente de recursos, endeudado, que se enfrenta con una demanda descomunal".

"¿Quién puede negar que hacen falta más recursos para temas sanitarios y llegar a los grandes conglomerados con auxilio?", se preguntó el legislador oficialista, titular de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja.

En este punto, respaldó la necesidad de ver la manera de "generar recursos extraordinarios" y puso como ejemplo que, "si uno tomara sólo el último blanqueo de 116 mil millones de dólares y le pusiera una tasa del 2 por ciento, se estaría generando un monto superior al total de los gastos de todo el año del Pami".

El presidente Alberto Fernández opinó que ese proyecto del Frente de Todos tiene "una lógica mejor" ya que hace que aporten "los que más han ganado, o los que más se beneficiaron con un blanqueo después de defraudar al Estado por no pagar impuestos".

Impulso de Máximo

El jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, instruyó a sus legisladores a darle forma a un proyecto de ley para crear un gravamen sobre los grandes patrimonios en la Argentina, como los del sector agropecuario, el bancario y el farmacéutico, entre otros.

Kirchner consensuó los lineamientos fundacionales de esa iniciativa con Heller, quien quedó a cargo de darle forma al texto que el oficialismo tratará de presentar la semana próxima para su tratamiento en el Poder Legislativo.

Heller remarcó que el punto de partida se estableció durante una conversación que mantuvo el domingo con Máximo Kirchner. "Me pidió que me ponga a trabajar sobre la base de una serie de ideas que intercambiamos con él para desarrollar un proyecto, que es todo un trabajo y con las limitaciones de la cuarentena un trabajo más complicado aún, con la idea de tener la semana algún proyecto para ver cómo lo podemos tratar en la Comisión de Presupuesto y también esperando que la semana que viene haya alguna flexibilidad en la cuarentena que nos dé facilidad para este tipo de cosas y para otras".

"Estamos hablando de una situación excepcional", justificó el diputado del Frente de Todos en declaraciones a Radio Metro, antes de manifestar que el proyecto tiene como misión centrar la de "crear un ingreso que permita atender una parte de las demandas no satisfechas que hoy están planteadas, en un país que llega a esta situación en crisis y que hoy vive, además, la caída de los ingresos fiscales por vía de la menor actividad económica".

Al respecto, Heller puso en relieve "el notable aumento de los requerimientos de que el Estado se haga cargo de un montón de cosas que hoy no están resueltas" y que demandan respuesta ante la crisis que instaló el coronavirus. "Entonces, o generamos ingresos, o es magia", planteó.

A modo de ejemplo, el fundador del Banco Credicoop indicó: "La riqueza declarada de los grandes patrimonios es de unos 220.000 ó 230.000 millones de dólares, de los cuales, 100 y pico corresponden al blanqueo, cerca de la mitad. Y nada más que como ejemplo, si sobre este monto pusiéramos una tasa excepcional del 2 por ciento, esto daría 4.000 millones de dólares, eso es el doble del todo el gasto del PAMI en todo el 2019, para ponerlo en contexto, para entender de qué se está hablando".

También anticipó que la intención es que los recursos que se obtengan ya tengan un destino establecido en la misma ley. "Que no sea un impuesto que vaya a rentas generales, sino que sea un impuesto que va a dos o tres destinos concretos como mejorar el sistema sanitario, mejorar los sistemas de atención de los sectores más carenciados, los que necesitan comida para sobrevivir", detalló.

Incluso, advirtió que en el nuevo canon no habrá excepciones. "Si ponemos una cuestión que todos los que tengan más de 20 millones de pesos de patrimonio pagan, porque van a estar excluidos los legisladores. No es porque sean legisladores, en definitiva, es por el patrimonio", dijo, pero remarcó que ese monto de 20 millones de pesos que mencionó como base no imponible es solamente una referencia para plantear el ejemplo.

"Se debe hablar del 1 por ciento de la población como mucho. Esa es mi idea de trabajo. Hay una mínima proporción de empresas y personas que con una afectación mínima de todo lo que tienen pueden hacer un gran aporte y no nos meten en discusiones. Acá no se trata de afectar la vivienda de nadie, los pequeños patrimonios o ahorros familiares, ni por las tapas se me ocurre a mí pensar algo de eso, nada que ver", concluyó.

En tanto, el diputado oficialista Hugo Yasky sostuvo que el impuesto sería "por única vez" y argumentó que "sumando las mayores 50 fortunas de Argentina teníamos más de 70.000 millones de dólares. Si se aplica el 1,5% a esas fortunas se juntan 1.050 millones de dólares",

En ese sentido, Yasky remarcó: "Los tres proyectos de Máximo (Kirchner) van en la misma línea de concepción, y es que los recursos que existen hay que ir a buscarlos donde están".

Por el contrario, en línea con las objeciones sobre su constitucionalidad, el tributarista César Litvin sostuvo "tratar de poner años más tarde un plus de impuesto es categóricamente inconstitucional y recordó que hay jurisprudencia de la Corte Suprema al respecto.

Grandes empresarios, alcanzados por el impuesto

El Gobierno avanza por estas horas con un proyecto para grabar ganancias extraordinarias y cobrar un impuestos a los "blanqueadores" de millones de dólares merced a una Ley de 2016, que provocaría que uno de los más tendría que pagar sean el empresario Paolo Rocca y su familia.

Durante el fin de semana el presidente Alberto Fernández respaldó públicamente el proyecto de Máximo Kirchner que, entre otras cosas, contempla un impuesto extraordinario para aquellas personas que entraron en el último blanqueo de capitales, que se produjo durante el gobierno de Mauricio Macri.

El presidente de la Nación consideró que frente a los pedidos de rebaja de sueldo de los funcionarios que "tiene más lógica exigir un aporte a los que más ganaron o se beneficiaron por el blanqueo después de defraudar al Estado y no pagar impuestos".

En las últimas horas se supo que familiares directos de Paolo Rocca declararon entre 4.754 y 47.540 millones de dólares entre octubre y diciembre del 2016, durante el primer turno del blanqueo de capitales (el segundo concluyó en marzo del 2017) realizado durante la presidencia de Mauricio Macri.

Con estos números, de avanzar el proyecto de Máximo Kirchner el aporte de la familia Rocca sería más que importante.

Marcela Rocca (hermana de Paolo y madre del cineasta Enrique Piñeyro), Roberto "Gigi" Bonatti (cuñado del mandamás de Techint, primer empleado del grupo en 1976 y director de Tenaris) y Elena Bonatti Rocca (hija del anterior y sobrina del líder del grupo), más Daniel Agusto Novegil, Luis María Cayetano Betnaza y Fernando Ricardo Mantilla conforman un sexteto que completó un blanqueo que ronda los 5.073 y 50.731 millones de dólares.

Esas cifras surgen de tomar el dinero pagado por penalidad de blanqueo, el tipo de cambio al día que lo hicieron, y que esos montos expresan entre el 1% y el 10% de los bienes declarados, según se trate de depósitos bancarios, inmuebles, automóviles, empresas u otros activos.

Otros que no se quedarán atrás y tendrán que pagar el impuesto extraordinario que plantea Máximo Kirchner son los empresarios Marcelo Mindlin y Gianfranco Macri, entre otros.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído