Tiempos de cambio: por qué empresas ven en la transformación digital la oportunidad para "cambiar de rubro" Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Mercado post cepo: se opera un tercio menos en cambios y cae 80% el volumen en bonos

Mercado post cepo: se opera un tercio menos en cambios y cae 80% el volumen en bonos
El control de cambios dejó a los bancos y fondos del exterior fuera del mercado de bonos. En la City creen que el volumen no repuntará en el corto plazo
Por Juan Bergelín
04.10.2019 11.01hs Finanzas
"El cepo mató al mercado", dispara el trader de un banco de inversión extranjero, aburrido frente a las pantallas del MAE, y aporta que en la mesa de dinero de esa entidad están operando casi un 15% de lo que negociaban un mes atrás.

El control de cambios que en septiembre desplegó el Banco Central en un intento por contener la demanda de divisas no sólo redujo un tercio el volumen del mercado cambiario, sino que achicó casi un 80% las operaciones con bonos. También provocó un desplome del 68% en el monto negociado en dólar futuro, incluso con un BCRA activo para ponerle un techo a la divisa.

Los datos surgen del MAE (Mercado Abierto Electrónico), por donde se realizan todas las operaciones del mercado de cambios y ocho de cada 10 negocios con títulos públicos que se hace en el país; también del Rofex, el mercado de futuros rosarino que acapara el 96% de los contratos de futuros de dólar.

"Veo muy pocos negocios en bonos, cosas muy puntuales. Los volúmenes han caído estrepitosamente y los institucionales prácticamente no están operando" destaca Leonardo Svirsky, trader de Bull Market Brokers, quien sostiene que en el mercado hoy en día no hay apetito por los bonos locales.

Así, en septiembre se operó un promedio diario de u$s215,5 millones en la rueda de renta fija del MAE, un 78% menos que los u$s996 millones por día que se negociaron en agosto y ni siquiera el 5% de los u$s4.432 millones que se movía diariamente en septiembre de 2018.

En la rueda Forex, por donde compran y venden billetes verdes los grandes jugadores, en septiembre se operó un promedio diario de u$s767 millones, un 33% menos que los u$s1.162 millones de agosto y el nivel más bajo desde noviembre del año pasado.

En cuando a los contratos a futuros, en Rofex se negociaron 6,8 millones en septiembre, lejos de los 21,6 millones operados en agosto y el menor nivel desde diciembre de 2015, cuando se habían realizado 3,7 millones de contratos.

Un mercado chico por un buen tiempo

El dato que destacan en la City es que este nivel de volumen llegó para quedarse y habrá que que acostumbrarse a un mercado más chico. Si bien hay cierta pausa en algunos negocios, producto del ruido electoral, mientras dure el cepo cambiario es muy difícil que haya un repunte en las operaciones.

"Gran parte de la caída del volumen es porque los de afuera ya no operan. Se nos desplomó el volumen nuestro con inversores de afuera", explican en el banco de inversión de capitales del exterior. "Es algo estructural por los controles de capitales", acotan.

Según el trader que habló con iProfesional en estricto off the record, tras las medidas no tiene ningún sentido la deuda en moneda local. "Ya no hay valuaciones que uno pueda analizar si son atractivas o no, si después el inversor no sabe si va a poder sacar sus dólares", grafica.

"Por más que la tasa de un bono sea del 300% o del 1.000%, si después no puede convertir los pesos a divisas para sacarlas del país, no importan las valuaciones", acota.

Esta ausencia de los grandes fondos extranjeros se refleja al analizar los volúmenes según el tipo de bono. En agosto, los títulos negociados en dólares concentraron el 36% del monto operado, mientras que en septiembre ocuparon poco menos del 14% del total.

Al hilar más fino, se puede ver que los bonos emitidos en pesos pero negociados en dólares son los que más sufrieron el cepo, ya que el mes pasado apenas representaron el 0,7% del total, cuando en agosto movían el 22,14% de lo operado en la rueda de renta fija del MAE.

"Cuando uno analiza la serie, desde las elecciones del 11 de agosto hasta hoy, hay que depurarlo por la diferencia de moneda, que es lo que denominan el dólar bolsa, el rulo, o como quieran llamarlo, que en realidad no era una inversión genuina, sino más bien un arbitraje de moneda para aprovechar la brecha y ganar una utilidad libre de riesgo", sostiene Diego Martínez Burzaco,  jefe de research de Inversor Global.

Para el economista, en la medida en que el torniquete del cepo se acentúe mucho más todo ese flujo va a ir desapareciendo. "Ahí se va a ver un volumen más limpio y más genuino respecto a lo que es la operatoria de bonos y sin ese volumen distorsivo que tiene que ver con el arbitraje de monedas y no con la confianza o no de un determinado activo financiero en donde están haciendo la inversión", acota el economista.

Cabe destacar que con el cepo, si bien desaparecieron del mercado los fondos extranjeros, se habían reavivado estas operaciones que de a poco fueron cortando el Banco Central y la comisión Nacional de Valores.

El "contado con liqui" el paso obligado de empresas e inversores extranjeros para poder hacerse de dólares y acapara gran parte del volumen en determinados bonos o acciones. La segunda operación, el rulo, es algo que literalmente generó un furor entre minoristas, hasta incluso llegar a saturar la plataforma de BYMA.

De hecho, en los primeros días después del cepo hubo un crecimiento exponencial de los movimientos realizados en bonos como el Bonar 24, uno de los más utilizados. 

Según aportó en su momento el operador de DMA Brokers, Martín Prus, desde su cuenta de Twitter, en los primeros 10 días de septiembre se hicieron más de 7.000 operaciones por día con Bonar 24, cuando un par de semanas atrás el promedio no superaba las 1.000 transacciones. Además, el monto promedio era de unos u$s2.000, cuando previo a las PASO rondaba los u$s8.000.

Eso provocó que por momentos colapsara los sistemas, lo que hizo que no se pudieran concretar algunas operaciones por BYMA. "Se procesaron niveles récord diario de 100.000 transacciones, con más de 500.000 eventos de órdenes", decían desde BYMA a la hora de explicar los problemas oparativos. 

"No hay negocios. Antes el tema pasaba por el la tasa de interés y la estabilidad cambiaria -el carry trade-, y ahora ya no", comenta Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, en referencia al menor flujo de dólares financieros que entran al país.

Además, acota, que entre sus clientes "muchas empresas llegaban a fin de mes y todos los pesos que les quedaban los convertían en dólares", algo que ahora no está permitido por el Banco Central, ni para atesoramiento ni para adelantar pagos de deuda.

Según Prus, en septiembre, a pesar de la disminución en volumen "la cantidad de operaciones se mantiene un 50% arriba que el promedio pre PASO", dando a entender que los inversores minoristas estuvieron activos en el mes, mientras que los grandes jugadores se apartaron del mercado.

"Mientras haya control de capitales, los volúmenes van a ser mucho más bajos de lo que eran previamente", comenta el trader del banco extranjero. En la misma línea, Izzo coincide en que el mercado se va a achicar y seguirá reducido, mientras no se levante el cepo cambiario.

Un cepo que llegó para quedarse

"Sea quien sea el próximo Gobierno, cualquiera de los dos va a seguir con el cepo, para mantener la calma cambiaria. Y después irán viendo", comenta Izzo.

El propio Carlos Melconian también dijo en las últimas horas que hay cepo para rato. "Más que (el control de cambios) llegó para quedarse, dije que no volvemos más al dólar libre y flotante", aseguró el economista.

Para Martínez Burzaco, el factor político también aporta a este achatamiento del mercado, cada vez con menos jugadores. "Es muy probable que se achique el volumen, sobre todo por el proceso político que hay de acá a 4 semanas, que impide ver con certeza que va a pasar hacia adelante", explica.

El economista considera que "el volumen más importante de salida de activos locales ya se dio en la semana posterior a las PASO, y lo que se ve ahora es una estabilización del mercado".

En ese sentido, cree que la mayoría de los grandes jugadores está viendo de afuera la acción, y eso se traduce "en niveles de volumen mucho más acotados de lo que veníamos viendo las semanas previas".

Como sea, el cepo y su posterior endurecimiento, las trabas al rulo y la incertidumbre política, fueron alejando a los inversores de un mercado que siempre estuvo concentrado en pocas manos. En las operaciones cambiarias, de hecho, casi el 80% de los negocios lo explican diez bancos, mientras que en renta fija casi el 70% lo mueven las primeras diez entidades.

Los fondos extranjeros están sobreexpuestos a bonos locales y ven en cada rebote una oportunidad para ir desarmando su cartera. Operaciones puntuales, poco interés genuino y un panorama incierto dejan al mercado en un letargo que nadie sabe cuánto durará.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Finanzas
Te puede interesar