Por más que el Gobierno inyecte plata, las pymes no van a subir producción ni contratar personal, afirma experta

Por más que el Gobierno inyecte plata, las pymes no van a subir producción ni contratar personal, afirma experta
Claudia Coppola, socia de PwC, indica que la presión tributaria, el dólar y la incertidumbre sobre la post pandemia frenan los planes de crecimiento
Por Fernando Gutiérrez
24.07.2021 08.00hs Economía

En estos días en que el Gobierno juega su suerte política a una reactivación del consumo y al crecimiento de las pymes, los investigadores del mercado no tienen buenas noticias. En el caso de la consultora PriceWaterhouseCoopers, las encuestas entre pequeños y medianos empresarios de diversos sectores son contundentes: un 44% de las pymes respondió que prevé para el corto plazo un crecimiento bajo o nulo, mientras apenas un 41% se mostró algo más optimista.

Claudia Coppola, socia de PwC, conversó con iProfesional sobre el estado de ánimo de estos empresarios y qué puede esperarse para corto plazo en materia de consumo, inversión y empleo.

-En estos días todo el mundo está expectante de ver si da resultado el plan del Gobierno para reactivar el consumo mediante un estímulo monetario. Pero muchos economistas creen que el resultado va a ser una mayor inflación

-El tema que aparece siempre cuando se habla con los empresarios pyme es la incertidumbre. En todo sentido, tanto por la economía como por la pandemia. En nuestra última encuesta, los primeros tres lugares entre las preocupaciones empresarias son la presión tributaria, la inflación y la volatilidad del tipo de cambio, en ese orden.

Y si a eso le sumamos la incertidumbre que da la pandemia en el día a día, es natural que la expectativa sea la de un aumento de precios antes que una suba en los niveles de actividad.

Claudia Coppola, socia de PwC, sostiene que las pymes se enfrentan a la doble incertidumbre de la economía argentina y la pandemia
Claudia Coppola, socia de PwC, sostiene que las pymes se enfrentan a la doble incertidumbre de la economía argentina y la pandemia

-¿Entonces hay que asumir que la reacción de las empresas ante el estímulo monetario va a ser subas de precios?

-En ese tema hay que entender que las respuestas de los empresarios van a ser variables dependiendo de en qué sector se encuentren. Ellos van a tener un incremento de costos, pero no todos van a poder trasladar esos mayores costos a sus precios.

Estamos en una situación recesiva y obviamente va a influir la elasticidad de los negocios al que se dedican las empresas. Los que venden artículos imprescindibles, como por ejemplo los de protección sanitaria, podrán defenderse mejor con los precios, pero los demás lo van a tener más complicado, porque la demanda no va a convalidar aumentos muy fuertes.

De manera que lo que el escenario más probable será una combinación entre suba de precios y disminución de los márgenes de rentabilidad.

-Otro de los temas que está preocupando a los analistas es que, si bien hay sectores que muestran una recuperación en sus niveles de actividad, esto no está implicando una mayor contratación de personal. ¿Va a ser esa la tónica de la economía?

-Hay problemas que llevan a esa situación. Por ejemplo, el 75% de los empresarios considera que la doble indemnización por despido es un factor que dificulta la contratación de nuevo personal. Eso complica mucho las cosas a la hora de planificar.

Pero, más allá de la coyuntura económica argentina, la digitalización también está influyendo en este proceso. Hay un entorno de digitalización de proveedores y clientes que benefician a los empresarios, en el sentido de que tienen, por ejemplo, servicios como Mercado Pago. Es algo que les resuelve temas administrativos, porque en ese servicio tenés al gestor de cobranzas y al cajero, que se empiezan a sustituir. Ahora reciben el link del mismo vendedor y asocian el código QR. Esto va a ser un cambio más permanente. La digitalización vino para quedarse, y el proceso de pandemia llevó a acelerar este proceso en los sectores que venían más rezagados.

Según Copola, la pandemia aceleró cambios como la digitalización de las pymes, que llevaran a un cambio en las prácticas de empleo
Según Copola, la pandemia aceleró cambios como la digitalización de las pymes, que llevaran a un cambio en las prácticas de empleo

-¿Cuánto está pesando el tema impositivo como impedimento para que las pymes inviertan y tomen personal?

-Es el primer punto de la agenda. Un 80% responde que la presión tributaria es su problema número uno. El Gobierno ahora, con medidas como la reforma en Ganancias, plantea un alivio para las empresas chicas, pero lo cierto es que la inflación va a hacer que esas buenas intenciones no se terminen concretando.

Además, sigue habiendo muchos problemas operativos vinculados a la carga impositiva. Cuando auditamos compañías, vemos que es difícil recuperar los saldos impositivos por Ingresos Brutos en ciertas provincias, porque la relación entre la actividad que necesitás para esa provincia y la actividad puntual que generó el impuesto está desfasada. Este es un tema recurrente de preocupación de las pymes.

-Las ayudas del Gobierno para los sectores en crisis, como la asistencia para el pago de sueldos, ¿cómo son vistas por las pymes?

-En general esas políticas generan adhesión. Es cierto que algunos han manifestado alguna inquietud sobre el riesgo de la pérdida de control, pero la verdad es que esa ayuda estatal es una herramienta que todos ven como una oportunidad. Se lo ve como un factor que puede ayudar a impulsar el crecimiento en un sector castigado por la crisis.

-En cambio, donde no parece haber reacción es en la toma de crédito, pese a que estamos en un momento de alta liquidez bancaria. ¿A qué lo atribuyen?

-Históricamente, el factor que llevó a la cautela a la hora de tomar crédito fue la tasa de interés. Pero en este momento, además está pesando la incertidumbre por la situación del país. Los empresarios se enfrentan a dos crisis, la de la economía y la de la pandemia. Todo eso pone una cuota de incertidumbre muy alta respecto de cómo van a seguir los negocios.

-Hay que concluir, entonces, que los empresarios están con un ánimo pesimista…

-Su gran duda es qué va a pasar después de la pandemia. Si va a haber una eclosión de consumo en la que la gente acrecentará su afán cortoplacista y entonces eso beneficiará al sector turismo o espectáculos, que se han visto más rezagados, van a recuperarse. ¿Pero quién puede garantizar que eso realmente vaya a ocurrir así? Realmente es una gran duda si la gente se va a volcar al consumo y a tener los mismos hábitos previos a la pandemia o si va a priorizar otras cosas.

Lo que percibimos hoy es que hay una gran incertidumbre, que es lo que pone cautela en el ámbito de los negocios. Y eso influye en la generación de puestos de trabajo, a lo cual en nuestro caso tenemos que agregarle las incertidumbres típicas de la economía argentina.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados