Más artículos

La responsabilidad del Gobierno de China reflejada en un documental: "tres días que detuvieron al mundo"

La responsabilidad del Gobierno de China reflejada en un documental: "tres días que detuvieron al mundo"
En "Tres días que detuvieron al mundo" se asegura que el Gobierno de China pudo haber evitado con antelación que el Covid-19 se propague
Por iProfesional
19.01.2021 07.17hs Economía

En "Tres días que detuvieron al mundo", un documental realizado por dos periodistas chinos, se asegura que el Gobierno de China pudo haber evitado con antelación que el Covid-19 se propague y cómo, en cambio, quiso evitar que se informe sobre el brote que afectó en un principio a la ciudad de Wuhan y a los pocos meses se transformó en pandemia.

El documental sale a la luz luego de que un equipo internacional de investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegara el jueves pasado a esa localidad de China para investigar el origen de la pandemia. Este grupo llegó a ser aprobado por el gobierno del presidente Xi Jinping tras meses de disputas diplomáticas.

Tanto la OMS como investigadores, otras organizaciones de salud, periodistas y científicos de diferentes nacionalidades (incluida la china) apuntan a la responsabilidad del Gobierno de Jinping por haber ocultado información en momentos cruciales en los cuales la enfermedad pudo haber sido controlada.

Lo novedoso de este documental es que se ilustra con imágenes cómo en solo tres días, en momentos en los que comenzaba el contagio de la enfermedad, Wuhan cambia completamente.

La información sobre el material fílmico fue por Al Jazeera, medio que indica que recibió el material de parte de los periodistas que lo realizaron y que ambos prefieren mantener en secreto sus identidades por temor a represalias del gobierno.

"Al no poder publicarlo dentro de China, los periodistas se lo entregaron a la Unidad de Investigación de Al Jazeera, que lo sacó de contrabando fuera del país", señalan desde ese medio.

El documental que muestra la responsabilidad del gobierno chino

"Tres días que detuvieron al mundo" fue rodado entre el 19 y el 22 de enero de 2020 y sus imágenes "revelan la transformación casi de la noche a la mañana de la ciudad de 11 millones de personas cuando la indiferencia por el virus fue reemplazada por el pánico y los hospitales abarrotados en cuestión de horas", detalla Al Jazeera.

Los dos periodistas viajaron a Wuhan días antes de que la ciudad entrara en un bloqueo total. Por ese entonces el número oficial de casos era solo de unos pocos cientos. Ambos acudían a los hospitales y al mercado de mariscos de Huanan, considerado como el epicentro del brote, para cubrir lo que sucedía pero eran detenidos por la policía continuamente.

El documental que muestra la responsabilidad del gobierno chino
El documental que muestra la responsabilidad del gobierno chino

Desde el documental se muestra cómo al principio las personas, al ser consultadas por la enfermedad que había comenzado a transmitirse, se referían a ella como un simple brote de gripe. Además aún no usaban máscaras.

"Cuando llego, la gente parece no tener ningún miedo o preocupación por el virus. Algunos ni siquiera han oído hablar de ello", escribe Jun (uno de los periodistas, con su nombre ficticio) en su diario, de acuerdo a lo que replica Al Jazeera. "El dueño de un puesto me pide que me quite la máscara. Obviamente eres un forastero demasiado preocupado. Todo está bien aquí", continua Jun.

En ese momento el mercado ya se había cerrado ya que las autoridades llevaron a cabo investigaciones sobre los orígenes del virus. No obstante, los periodistas destacan desde el documental que no había información al respecto ni sobre la gravedad de la situación.

Cerca del Año Nuevo Chino, el gobierno anunciaba que la ciudad entraría en un bloqueo. Más tarde, todo comenzaba a cerrarse y las personas comenzaban a utilizar barbijos.

"La falta de personal y equipo en Wuhan hizo que muchos pacientes infectados se les negara el tratamiento", escribe Jun en su diario y acusa que "los hospitales estaban ocultando la verdad".

Tres días que detuvieron al mundo
Tres días que detuvieron al mundo

"No puedo informar con libertad. Mientras las instituciones del gobierno estén involucradas, estoy constantemente espiado. La información sobre el brote está oculta en secreto y es muy difícil de conseguir", detalla Jun en su diario. Además, explica: "Durante los tres días de mi reportaje en Wuhan, la policía y el personal del hospital me detenían constantemente. Así, me di cuenta de la gravedad del virus y de lo delicado y difícil que es informar sobre este tema. Está más allá de mi imaginación".

Al ser detenidos cuando filmaban, los policías les decían que no podían filmar ya que las áreas estaban cerradas.

"Hay algunos temas e historias que no se pudieron informar en China. Como la discusión de las medidas de control de la pandemia, los protocolos para confirmar a los pacientes infectados y también todo lo relacionado con los encubrimientos de organizaciones o departamentos gubernamentales. Todos eran imposibles de tocar o informar ", escribe por su parte el otro periodista, de nombre ficticio Wei, en su diario.

En noviembre pasado, la antigua abogada china y actualmente periodista Zhang Zhan, detenida en mayo tras su cobertura de la pandemia de coronavirus en Wuhan, afronta una pena de cárcel de cinco años, acusada de "buscar pelea y crear problemas". Ya en febrero de 2020 se denunciaba la desaparición de dos periodistas que investigaban el origen de la enfermedad. Al Jazeera informa que "desde el inicio del brote, nueve periodistas chinos han sido arrestados o desaparecidos".

"Los medios de comunicación chinos y las redes sociales hablan sobre la crisis y la desesperación en todo el mundo, excepto en China", escribe Wei. "Pero nadie en China se atreve a hablar sobre el origen del virus a partir de Wuhan o los primeros errores causados por el gobierno local en Wuhan. Lo único que se puede discutir sobre esta pandemia es qué tan bien lo ha hecho el gobierno y qué tan agradecido debe estar el pueblo chino con el gobierno", agrega.

"En el último tiempo, Wuhan ha vuelto a la relativa normalidad. La gente aquí ya no habla del virus. Es como una historia que ha pasado hace mucho tiempo" escribe Wei en su diario promediando el documental y cierra: "La gente se siente muy afortunada y orgullosa de estar en China porque es el único país que ha controlado el virus. Tal vez no sea la verdad, pero así es como se siente la mayoría de los chinos".

Consultado por Al Jazeera, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China no quiso contestar sobre la librestad de prensa en ese país y aseguró que las medidas adoptadas durante las primeras etapas de la pandemia evitaron significativamente una mayor propagación del virus. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Southampton alega que el número de casos podría haberse reducido significativamente si el gobierno hubiera tomado medidas antes.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído