Más artículos

Fuerte mensaje de Aldo Elías, presidente de la Cámara de Turismo: "Se trabajó la cultura del miedo y no la de la responsabilidad"

Fuerte mensaje de Aldo Elías, presidente de la Cámara de Turismo: "Se trabajó la cultura del miedo y no la de la responsabilidad"
La industria turística pasa el peor momento de su historia. El presidente de la cámara del sector pidió al Gobierno que fije reglas claras para operar
Por Andrea Catalano
08.11.2020 06.07hs Economía

Aldo Elías es el presidente de la Cámara Argentina de Turismo. Al igual que el resto del sector, pide al Gobierno que coordine las acciones sanitarias entre las provincias para que el turismo interno pueda iniciar su reactivación. Sin pretender echar culpas a nadie, sí destacó que no se le puede achacar al turismo ningún tipo de responsabilidad en relación a los contagios de covid-19 en la Argentina cuando la actividad está parada desde hace ocho meses.

Por esa razón solicitó que se trabaje en mensajes de responsabilidad para lograr impulsar al sector. También se refirió al inicio de las clases en febrero.

-¿Hay expectativa de reactivación en el turismo interno?

-La expectativa central es si va a haber o no un acuerdo entre las provincias para que los requisitos de acceso sean los mismo para todas. Si no lo logramos -lo estamos trabajando junto al Consejo y el ministerio de Turismo, la temporada de verano va a ser un desastre.

-¿Está definido si aquellos turistas que quieran moverse en auto de un lugar a otro podrán pasar por las provincias sin problemas?

-Por eso decía. Inclusive el plan Previaje está fracasando porque la gente no sabe lo que va a poder hacer. Este es el lugar en donde estamos poniendo toda la energía para resolverlo.

-¿En cuánto tiempo debería resolverse?

-Una semana, 10 días como mucho, cuanto antes mejor. Hasta el 15 de noviembre el plan permite comprar viajes y paquetes para enero y febrero, y a partir del 16 de noviembre se puede comprar para el resto del año. El problema es que si no se resuelve esta cuestión de modo inmediato no va a tener los resultados que se esperan.

-¿En este escenario es posible hablar de nivel de reservas en la costa?

-Olvidate de lo que viviste antes. El verano del 2020 fue una temporada excepcional. Hoy, la situación está muy complicada desde lo económico, lo sanitario, la salud. Los grupos de riesgo y mayores de edad no pueden viajar. En este escenario lo que se tiene por delante es una temporada de verano moderada a baja, en cuanto a ocupación. Y hoy es imposible establecer un número de nada porque el Previaje fracasa en su inicio por la falta de decisiones.

El plan comenzó cuando el ministro de salud de la provincia decía que no habría temporada, luego dijo que sí, después que no pedirían hisopado, es decir, comentarios  que no ayudan al desarrollo de la actividad turística y que tampoco tienen lógica. Porque, si como se dice, aparece un contagiado y lo mandan a su lugar de origen pero no podrá subirse ni a avión ni a ómnibus ¿cuál es la solución?

Con todo hay que andar con pie de plomo y entender que lo único que nos pondrá a cubierto del covid es la distancia social, el uso de barbijo y el lavado de manos. Esto hay que comunicarlo mucho. Por más que se nos puso ocho meses en cuarentena  las cifras de contagios de la Argentina son malas. La culpa no es del gobierno ni de nadie.

Para el presidente de la Cámara Argentina de Turismo al covid19 se lo combate con reglas y responsabilidad
Para el presidente de la Cámara Argentina de Turismo al covid19 se lo combate con reglas y responsabilidad

-¿Dónde está la falla, en el ministerio de Salud, en el de Turismo, en ambos?

-Lamentablemente la falla está en los gobiernos provinciales y la falsa autonomía que tienen que tener. Porque la libertad de tránsito está garantizada por la Constitución. Después de 8 meses de 0 actividad turística, la culpa del contagio la tiene cualquier actividad menos el turismo. Para el turismo tiene que haber reglas claras y condiciones razonables. No es lógico que tengas 24 países dentro de la Argentina.

-¿Cómo toman la decisión del Gobierno de la Ciudad de iniciar clases el 17 de febrero?

-Es otro punto de conflicto en puerta. Iniciar el 17 de febero es acortar la temporada del verano, resumirla a enero y unos días más. Hay un contrasentido. Si se trata de extender la temporada para evitar que se junte mucha gente en un destino, y el 17 de febrero se inician clases se da otro contrasentido. Ahí también  hay que trabajar con criterio de ordenamiento integral.

Nación y provincias tienen que trabajar de la mano y no enfrentadas. La educación no es un tema menor, se ha perdido el año en muchos aspectos y sería comprensible que se inicien clases cuanto antes, pero el año corrió para mucha gente y mucha gente siguió trabajando, pasaándola mal, y las vacaciones son un aspecto importante en una temporada muy fuerte desde lo emocional, lo colectivo y lo psicológico.

Acá no se habla de los años en los que se discutía turismo o educación falsamente, y donde se generaban discusiones que no iban a ningún lado. Acá se trata de un momento bisagra en la historia del país y hay que ser lo más prolijo en todos los frentes, y la gente necesita vacaciones. La gente estuvo pasándola muy mal y si tienen la posibilidad de tener un tiempo de vacaciones y lo más extendido posible en cuanto a opciones estamos ante un tema válido y que merece prestarle mucha atención.

-¿En dónde debería asumirse ese compromiso?

-Hablo de la sociedad entera. En algunos casos, hay sectores que han trabajado más que antes. Como en todas situaciones críticas hay sectores que se ven beneficiados y no padecen penurias como el resto pero la gran mayoría de los argentinos han visto mermados sus ingresos, han debido recurrir a ahorros para sobrevivir, experimentan inseguridad si van a poder conservar sus trabajos o no, piensan cómo reconvertirse y queman los pocos ahorros disponibles.

Es una situación muy difícil para toda la sociedad. Pero la actividad turística es por lejos la más golpeada de todas.

-¿Cómo está el empleo y la situación de las empreas del sector?

-Se han perdido más de 100.000 puestos de trabajo en la industria sobre un total de 1,3 millón de empleos entre directos e indirectos. El 15% de los hoteles cerraron para no volver a abrir y eso puede llegar hasta el 45% de los hoteles. A esto se suma un 20% de agencias que cerraron sin calcular la cantidad de restaurantes en la misma situación. No hay rubro de actividad turística que no esté padeciendo este momento, que es el peor de la industria del turismo en su historia.

Para Elías el Previaje está fracasando porque los turistas no saben con claridad las medidas sanitarias que rigen en el país
Para Elías el Previaje está fracasando porque los turistas no saben con claridad las medidas sanitarias que rigen en el país

-¿Están tomando ejemplos de otros países en materia turística para implementar?

-Recabamos información de todo el mundo, estamos aprendiendo de todos, algunos aciertan, otros erran mañana. El covid19 ha demostrado un dinamismo total y es muy difícil encontrarle la vuelta a este enorme problema sacando excepciones como Uruguay. Lo que te cuida y lo que te protege del covid19 se llama responsabilidad. Y las sociedades han demostrado no ser responsables ni individual ni colectivamente, por eso la vuelta del verano europeo golpeó tanto a los países.

En todos los casos, las fotos de los distintos destinos de Europa donde no se respetaba distancia, no se usaba barbijo, como si no existiese el virus, trajo sus consecuencias. Si no aprendemos de eso y cuidamos la línea que tenemos por delante, el verano que tenemos por delante vamos a terminarlo como ellos.

-¿Cómo tomaron la decisión de abrir el turismo para los países limítrofes?

-Veníamos pidiendo la apertura de correderos turísticos interprovinciales y limítrofes, somos de los pocos países en el mundo sin vuelos y los resultados no acompañaron porque se trabajó la cultura del miedo y no la de la responsabilidad. La industria turística tiene que volver en todas sus posibilidades porque son muchas las economías regionales que dependen del buen funcionamiento del turismo.

Si no podemos resolver la cuestión económica porque no la pudimos resolver, porque no somos responsables, por lo menos trabajemos responsablemente todas las actividades y no que algunas puedan trabajar y otras no.

-¿Cuál es el pedido urgente del sector turístico y a quién?

-A la sociedad: que sean responsables. Al covid lo combatimos con cabeza.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído