Más artículos

¿Oficina, coworking o homeoffice?: así será la forma de trabajo en la nueva normalidad

¿Oficina, coworking o homeoffice?: así será la forma de trabajo en la nueva normalidad
La cuarentena por el coronavirus trajo grandes cambios dentro de los espacios de trabajo, muchos de los cuales debieron replantearse sus esquemas
Por iProfesional
30.10.2020 19.30hs Economía

El nuevo modo de trabajo que proponían los espacios de coworking se vio amenazado con la aparición de la pandemia, por lo que tuvieron que replantearse esquemas e incorporar protocolos. 

Cuando pase la emergencia sanitaria, las formas de trabajo sufrirán una nueva transformación. Según los expertos, se irá hacia un régimen mixto que en donde habrá tanto trabajo presencial con remoto.

Esto es así ya que si bien el home office tiene muchas ventajas, todos extrañan algunos aspectos de la presencialidad. 

De acuerdo a los datos de Grupo Adecco, estar en línea todo el tiempo cambia la jornada laboral tradicional. En un futuro no muy lejano dejarán de existir las jornadas laborales de ocho horas y esto requiere que los empleados establezcan límites claros, distribuyendo de manera adecuada su tiempo familiar, tiempo personal, tiempo libre y horas de sueño. Además, los líderes deberán incorporar nuevas rutinas que fomenten la colaboración, la productividad y el bienestar de los equipos de trabajo.

Seguramente se tomen muchas buenas prácticas del trabajo remoto, pero estos meses de trabajo full time desde casa demostraron que ir hacia un esquema cien por ciento a distancia tampoco es la solución, según informa Zonaprop.

Un estudio de WeWork y Brightspot Strategy identificó algunas dificultades que trajo esta situación. Por ejemplo, la capacidad de reunirse y de generar ideas disminuyó un promedio del 11% para todos los oficinistas desde que se empezó a trabajar desde casa. La habilidad de mantener relaciones interpersonales descendió un promedio de 17%. En tanto, la capacidad de tener interacciones espontáneas es lo que más disminuyó, con un promedio del 25%. La gran mayoría (90%) de las personas quieren volver a la oficina al menos un día a la semana.

El 82% de los consultados trabaja más de 8 horas por día
El 82% de los consultados trabaja más de 8 horas por día

La clave, flexibilización

La modalidad mixta podría empujar a que varias empresas abandonen sus oficinas fijas para migrar hacia espacios colaborativos que combinen algunos días de home office con otros presenciales trabajando desde un coworking.

En este sentido, el Director de WeWork Argentina, Tomás Calusio, señaló que en Argentina tienen más de 4.000 miembros que forman parte de su comunidad, representan a más de 1.000 empresas en su portafolio. Para la vuelta de los 600.000 miembros que usan sus instalaciones en el mundo, la empresa estructuró un plan de bioseguridad dividido en 3 pilares: distanciamiento profesional, limpieza e higiene y señalización conductual.

En el caso de las oficinas de Argentina, se reforzó la sanitización con rutinas de limpieza en áreas de alto tránsito y, a su vez, se priorizaron los espacios personales, rediseñando la distribución de salas de reuniones y áreas comunes para mantener la distancia. Además, de proporcionar gel antibacterial y señalización pensada estratégicamente para mantener la higiene personal y de los espacios.

¿Qué piensan los argentinos sobre el teletrabajo?

El teletrabajo se convirtió en la norma para gran parte de la población que realizaba tareas de oficina en la Argentina. Algunas firmas lo hicieron mejor o más rápido que otras, pero en todos los casos generó diferentes impactos en los trabajadores.

De acuerdo un trabajo llevado a cabo por la Universidad del CEMAsiguiendo una iniciativa impulsada por la escuela de negocios EADA de España y bajo la dirección académica del profesor Fernando Troilo, especialista en recursos humanos, se basó en entrevistas online a 871 argentinos mayores de 18 años que teletrabajan en Argentina.

Entre los resultados, se destaca que el 32% nunca había teletrabajado antes, en tanto que un 62% lo había hecho sólo algunos días a la semana o en ocasiones especiales. Apenas del 6% de los encuestados había hecho home office más de tres días a la semana.

ccc
La modalidad mixta podría empujar a que varias empresas abandonen sus oficinas fijas

Con respecto la jornada laboral, el 48% admite trabajar más de 8 horas diarias, un fenómeno que crece entre los mandos medios y directivos, y en entre personas de 41a 55 años, con 2 horas en promedio fuera del horario regular.

En este sentido, 52% de las personas sienten tener problemas para separar los tiempos personales y laborales, especialmente las mujeres y aquellos que tienen niños o adultos mayores a su cuidado.

Además, el 87% se percibe a sí mismos con las habilidades requeridas para su puesto, aunque el estudio detectó algunas barreras percibidas al trabajar desde los hogares. Las interrupciones familiares es el principal inconveniente según las personas que teletrabajan, seguido por las condiciones de conectividad y los espacios físicos inadecuados.

Qué piensan de las empresas

El estudio de la UCEMA remarca que el 59% de las personas percibe que la organización para la cual trabaja le facilita las herramientas necesarias para hacerlo, mientras que el 20% se muestra en desacuerdo y un 21% mantiene una mirada neutral.

Aproximadamente la mitad de las personas participantes del estudio entienden que sus relaciones tanto con pares o compañeros como con sus jefes no ha empeorado desde la situación de teletrabajo ocasionada por la pandemia. Y la mayoría cree tener en claro sus objetivos y poder progresar para alcanzarlos.

Más de la mitad de los participantes (61%) no se sienten más cómodos o permanecen neutrales al comparar la situación actual de teletrabajo con sus lugares y modos tradicionales, mientras que el 49% restante percibe mayor comodidad con la modalidad de home office.

El 84% de los entrevistados no quiere ir hacia un modelo 100% presencial o virtual, sino a uno mixto
El 84% de los entrevistados no quiere ir hacia un modelo 100% presencial o virtual, sino a uno mixto

Por último, al 84% de los entrevistados le gustaría que sus organizaciones implementaran opciones de trabajo remoto en el futuro, cuestión que resaltan quienes se encuentran en las franjas etarias entre 26 y 40 años y entre 41 y 55 años.

Por otra parte, el 92% acuerda en preferir modos que no sean 100% teletrabajo o presencial, sino que conserven la posibilidad de optar por combinar algunos días de trabajo desde sus hogares con otros desde las oficinas tradicionales o en modalidad de coworking.

"Para asegurar una modalidad efectiva y con impacto positivo en el nivel de compromiso de los colaboradores es imprescindible incorporar a las personas en el diseño de las experiencias de teletrabajo, desde una perspectiva que ponga en el centro las necesidades e intereses propios de los colaboradores de cada organización en particular", señaló Troilo, quien lideró la investigación.

El experto también advierte que "al momento de decidir incorporar el teletrabajo a largo plazo, ya sea como nueva modalidad o ampliando sus alcances, se deben tener en cuenta varios aspectos como el acompañamiento de las personas para que aprendan a establecer rutinas, acordar pautas de trabajo en sus equipos y establecer momentos de transición entre la actividad laboral y familiar".

Temas relacionados