Más artículos
"Va a desaparecer el teletrabajo en la Argentina", alerta Funes de Rioja sobre la ley que está en el Senado

"Va a desaparecer el teletrabajo en la Argentina", alerta Funes de Rioja sobre la ley que está en el Senado

"Va a desaparecer el teletrabajo en la Argentina", alerta Funes de Rioja sobre la ley que está en el Senado
El industrial negó que hagan falta leyes de reforma laboral, y abogó por nuevas reglas de juego en la contratación de trabajadores por convenio colectivo
Por Dolores Olveira
04.07.2020 14.55hs Economía

Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de Asuntos Laborales de la Unión Industrial Argentina (UIA), afirmó que a la salida de la pandemia, "Argentina necesitará la tercera expedición al desierto", con "una visión de los contratos de trabajo adecuada a las nuevas realidades y plasmada en las negociaciones colectivas con los gremios". Negó, sin embargo, que busque una "reforma laboral", porque dijo "lo que existe, seguirá así hasta el final de su vida".

El siguiente es un resumen de la entrevista que Funes de Rioja concedió a iProfesional:

-El Gobierno se queda sin fondos y recorta la ayuda a empresas cuando está por llegar lo peor, ¿cómo se ve esto desde la industria?

-Ha llegado el momento de caminar hacia la nueva normalidad y se va a necesitar la tercera expedición al desierto. El 80% del país ya está en etapa 4 o 5 de la cuarentena y sólo el 20% con mayor densidad demográfica, incidencia del virus y dificultad para el control está todavía en fase 1 o 2.

Pero hay una limitante para la recuperación. Ese 80% que ya está funcionando trabaja principalmente para abastecer al otro 20%, donde todavía no hay demanda de muchos productos, y para la exportación. Por eso se necesitará fomentar las ventas externas, y la relocalización de la producción y el empleo.

-¿Cómo hacer si se aumenta la oferta pero no la demanda?

-Es verdad que no hay mercado suficiente, y solo vemos una parte de la magnitud de la crisis que se está viviendo y que se va a vivir a la salida de la pandemia. Incluso en alimentos, hoy tienen salida los básicos, como harina, arroz, fideos o yerba, pero no los llamados impulsivos, como golosinas, chocolates o congelados. Por eso hay que consensuar un nuevo punto de partida de Argentina, no se puede seguir expuestos a que se produzcan estas crisis.

Se requiere una fuerte descentralización productiva y énfasis en la exportación. Por cada empleo industrial directo que se crea, nacen dos o tres más en otros sectores.

ccc
Para Daniel Funes de Rioja, hay que recuperar la inversión extranjera directa, no financiera

-¿Hay cierres de industrias al igual que de comercios en estos momentos?

-En el nivel pyme hoy claramente hay hibernación de las que todavía aguantan, así como muerte de empresas. En las compañías medianas y grandes, es lo que se viene. Pero, por otro lado, la crisis acelera procesos de reconversión. Argentina tiene una oportunidad de subirse a la industria 4.0. La clave será el financiamiento.

-¿Cómo pueden conseguir las empresas fondos para esa transformación?

-El acuerdo con los bonistas es fundamental para que vuelva el financiamiento externo para el sector privado. Pero, además, hay que recuperar la inversión extranjera directa, no financiera, sino que venga a afincarse y a producir. Pero para esto hace falta un marco que respete las reglas de juego, si el marco tributario cambia todo el tiempo o se prohíbe remesar utilidades a la casa matriz, es difícil que vengan inversiones del exterior.

Hay que diseñar una estrategia de desarrollo, con un pacto fiscal, un pacto tributario, regímenes de fomento a las inversiones y un marco laboral para las nuevas realidades, ¿o vamos a seguir con formas de contratación propias del fordismo?

Nuevos contratos laborales y reforma impositiva 

-¿Propone una reforma laboral?

-No propongo una reforma laboral, sino que los que ya están, tengan el mismo régimen hasta el final de su vida. Pero que los nuevos contratados, puedan tener nuevos marcos, acordados en las negociaciones colectivas con los sindicatos, y que reflejen una nueva visión, mientras se diseña un seguro de desempleo definitivo y temporario como el que tiene Uruguay.

¿Qué tiene de maravilloso el actual régimen laboral? Tenemos más de 10% de desempleo y 40% del empleo es informal. Queda sólo medio millón de empleo en el servicio doméstico registrado, porque lo pusieron en la Ley de Contrato de Trabajo y hubo una fuga a la informalidad. Ahora pasa lo mismo con el teletrabajo que es clave para la economía 4.0.

-¿Qué opina de la ley de teletrabajo que está en el Senado?

-Va a pasar como con los call centers, va a desaparecer el teletrabajo de la Argentina. Y tanto en el sector tecnológico como en otros, esto implica pérdidas de puestos de trabajo en el país. La cámara del software, CESSI, calcula que por cada 1.000 empleos que se pierden en el sector, baja $11.000 millones la recaudación.

Es un absurdo la cláusula de la reversión, por la que el empleado puede pedir en cualquier momento volver a trabajar en la sede de la empresa. Los derechos laborales son otros y están estipulados en los tratados internacionales. Trabajar en forma presencial o a distancia no es un derecho, es una modalidad laboral que se debe convenir.

Tenemos más de 10% de desempleo y 40% del empleo es informal.
"Tenemos más de 10% de desempleo y 40% del empleo es informal", señala

-¿Y sobre el proyecto para las app de delivery que prepara el Gobierno?

-El trabajo de plataformas es parte de las nuevas realidades. Si no fuera por el delivery estaríamos mucho peor, porque gran parte de las ventas hoy se hacen por ese canal.

En el mundo se lo regula según tres modelos. Uno de completa autonomía. Otro con autónomos socialmente protegidos, que es un régimen que se discutió en la Argentina y es muy necesario, pero que quedó en la nada. Y el tercero, con trabajadores total o parcialmente dependientes, pero atendiendo a la realidad de esta actividad, donde se produce el logueo pero después el que presta el servicio tiene total autonomía para decidir si lo toma o no, como ya sucede con los taxis o los remises en Argentina.

-¿Qué está pasando en la práctica materia de despidos y suspensiones en las pymes industriales?

-Los hay y va a haber muchos más, aunque no se pueda saber por qué está prohibido. Si hay algo que no se puede hacer, es negar la realidad. Una cosa es lo que pasa en el mundo formal, que es menos de la mitad, y otra en el informal. Me prohíben producir, entonces tengo una fuerza mayor; acá prohíben los despidos y duplican las indemnizaciones, cuando lo que habría que hacer es tener un buen seguro de desempleo, y no seguir cargando una dura mochila sobre las espaldas de las pymes.

-La UIA propuso una reforma impositiva…

-Tiene que haber pocos impuestos. Hoy el 40% de los alimentos y el 50% de las bebidas son impuestos. Hablan de los precios de los alimentos, sáquenles los impuestos y bájenles los costos de la logística. Los fletes son el 14% del precio de los alimentos no perecederos y el 23 de los perecederos; el 30% de las bebidas no alcohólicas, por ciertas prácticas laborales y por la gran burocracia que los encarece.

Argentina triplica el costo internacional del flete. Y hay 160 impuestos, de los cuales el 10% es relevante y el resto es más burocracia para los administrados. Tiene que haber una presión fiscal lógica, eficiente y razonable, con una coordinación de los distintos niveles de gobierno. Porque, de lo contrario, unos pagan en exceso, y otros no pagan nada.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Economía