Más artículos
El Gobierno le puso un tope a los CEOS y excluyó del salario complementario a los que ganan más de $250.000

El Gobierno le puso un tope a los CEOS y excluyó del salario complementario a los que ganan más de $250.000

El Gobierno le puso un tope a los CEOS y excluyó del salario complementario a los que ganan más de $250.000
Las autoridades dicen que el programa es "perfectible" y eliminaron a 23.000 beneficiarios. Fue tras la polémica por los subsidios a altos ejecutivos
Por Juan Manuel Barca
25.05.2020 11.32hs Economía

El Gobierno excluyó de los subsidios a las empresas para el pago de salarios a los empleados que ganan más de $250.000 brutos. La medida publicada hoy en el Boletín Oficial dejó así afuera a 23.000 empleados, el 1% de los 2,3 millones de asalariados alcanzados por el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP)

En un informe anexo a la decisión administrativa 887/2020, el Ministerio de Desarrollo Productivo, presisido por Matías Kulfas, señaló que "la versión actual del esquema de la ATP es sumamente progresiva y se asegura que el grueso de la ayuda estatal se destine a las y los trabajadores que más lo ecesitan".

Pero reconoció que "este esquema es perfectible, ya que en su versión actual, trabajadores de muy altos ingresos -si bien muy pocos en cantidad- están recibiendo una asistencia de $33.750". 

"Dado que la situación de este pequeño conjunto de trabajadores es notoriamente más holgada que la del resto, se sugiere excluirlos de la ATP, para así poder direccionar los recursos estatales a quienes corran mayores riesgos de caer en situaciones de vulnerabilidad económica", concluyó el área de Kulfas.

De esa manera, la nueva medida fijó un "tope salarial" luego del conflicto desatado la semana pasada cuando se conoció que los CEOs de grandes empresas recibieron el salario complementario.

"El objetivo del programa siempre fue pensado para las pymes de menos de 800, por eso para las más grandes que se incorporaron, se les adjuntaron las condiciones del contado con liqui, girar divisas, etc", ratificaron a iProfesional fuentes del gobierno.

Al anunciar el programa, el Gobierno definió que pagaría a las empresas en crisis la mitad de los sueldos a través de un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil (SMVM), de $16.875, hasta un tope de dos veces ese monto, de $33.750. Pero lo hizo sin fijar un límite respecto a la remuneración que podían ganar los beneficiarios. 

La difusión de esos casos abrió una pelea dentro del Gobierno por el manejo de los fondos de la ANSES destinados a las empresas y alimentó incluso rumores sobre un eventual desplazamiento del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, tal como anticipó el viernes pasado iProfesional.

La diputada kirchnerista Fernanda Vallejos apuntó contra el programa el fin de semana pasado al señalar que debería priorizarse a las empresas que no hayan efectuado rebajas salariales, fuga de divisas o distribuión de dividendos. Y propuso que el Estado participe en las acciones de las firmas subsidiadas, emulando a los países europeos.

A raíz de los cruces, el Gobierno endureció el lunes pasado los requisitos para los sueldos de mayo, estableciendo que los empleadores inscriptos no podrán recomprar sus acciones ni distribuir utilidades sin importar la cantidad de empleados que tengan. Antes esas restricciones eran solo para las empresas de más de 800 empleados.

Además, prohibió a las compañías con esa cantidad de empleados la posibilidad de realizar esas operaciones durante los dos años posteriores a la percepción del subsidio y la AFIP habilitó un canal para devolver los fondos al Estado, en el caso de que una firma quiera bajarse del programa.

Los cambios se completaron con la revisión dada a conocer este lunes tras una nueva evaluación del funcionamiento de las medidas de emergencia. 

El programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) alcanza a 2,3 millones de trabajadores del sector privado.
El programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) alcanza a 2,3 millones de trabajadores del sector privado.

¿A quién beneficia el ATP?

Los datos del ATP muestran que un 16% de los empleados alcanzados gana un sueldo de hasta $16.875, un 42% hasta $33.750, otro 43% percibe entre esa cifra y $67.500 y, por último, un 13% por encima de ese valor. 

Este diseño, según el informe oficial, "tiende a beneficiar relativamente más a colectivos con salarios menores a la media", como por ejemplo:

a) Las mujeres: en promedio el Estado cubre el 65,3% del salario de las mujeres, cuando en los varones esa cifra es 58,9%.

b) Los jóvenes: en los menores de 30 años, el Estado cubre el 68,6% del salario neto, cuando en el promedio esa cifra es 60,9%;

c) Las y los trabajadores de las provincias más rezagadas (como el NOA y el NEA): las cinco provincias con mayor porcentaje de cobertura del salario neto son Santiago del Estero, Corrientes, Tucumán, Misiones y Catamarca (por encima del 66%). A la inversa, en las provincias más ricas (como las de la Patagonia y CABA), el porcentaje de la cobertura es menor, aunque en todos los casos por encima del 50%. 

d) Las PyMEs: en las microempresas (menos de 10 empleados) la ATP cubre en promedio el 72% del salario neto de los trabajadores. A medida que una empresa va creciendo en tamaño ese porcentaje desciende, hasta llegar al 51,1% en las empresas grandes (más de 800 trabajadores).

Según los datos oficiales, la gran mayoría de los trabajadores asistidos (el 92%) se encuentra con remuneraciones inferiores a los $100.000 brutos (esto es, antes de la deducción del 17% correspondiente a jubilación, obra social, PAMI e Impuesto a las Ganancias).

Entre los $100.000 y los $250.000 brutos se encuentran un 7% adicional de trabajadores, de modo tal que el 99% de los asalariados beneficiarios de la ATP percibe un ingreso bruto menor a $250.000. El 1% restante gana más de ese monto. 

Alrededor del 43% de los beneficiarios de la ATP gana un sueldo de entre $33.750 y $66.500.
Alrededor del 42% de los beneficiarios de la ATP gana un sueldo de menor a los $33.750.

"Una minoría, sin riesgos"

En el informe oficial, se advierte que "la pandemia del coronavirus está generando profundos impactos en la economía mundial". "En el caso de la Argentina, la situación ya ha mostrado ser también muy adversa, profundizando un panorama recesivo que el país viene arrastrando desde 2018", señalan las autoridades.

En ese marco, el Gobierno creó la ATP, con el objetivo de "preservar las capacidades organizacionales de las empresas, así como puestos de trabajo de calidad (como lo son los asalariados registrados, hacia donde apunta el programa)".

"Dicho objetivo debe cumplirse atendiendo a criterios de costo-efectividad, esto es, maximizando la eficiencia en el uso de los recursos públicos, con una elevada prioridad para atender a los hogares más vulnerables", afirma Desarrollo Productivo.

Los datos provisorios de la ATP del mes de abril permiten corroborar que "la focalización hasta el momento ha sido la correcta, beneficiando relativamente más a los trabajadores de menores ingresos (entre ellos, por ejemplo, mujeres, jóvenes, de provincias rezagadas y de PyMEs)".

Sin embargo, estos datos -reconocen las autoridades- muestran que la focalización actual es perfectible, habida cuenta de que hoy existe una pequeña minoría de trabajadores de muy altos ingresos que percibieron una ATP por $33.750 sin estar en verdadero riesgo de vulnerabilidad.

"Es por ello, que se recomienda poner un tope salarial al partir del cual un asalariado es elegible para ingresar al programa", concluye el informe.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído