Más artículos
Deuda: Martín Guzmán busca "maquillar" la agresiva propuesta a los acreedores privados

Deuda: Martín Guzmán busca "maquillar" la agresiva propuesta a los acreedores privados

Deuda: Martín Guzmán busca "maquillar" la agresiva propuesta a los acreedores privados
El ministro dio indicios de cuál imagina que será el rendimiento de los bonos luego del canje. Además, utilizaría los cupones PBI para sumar valor
Por Leandro Gabin
01.04.2020 11.55hs Economía
El ministro de Economía, Martín Guzmán, lanzó ayer lineamientos de la Sostenibilidad de la Deuda con algunos supuestos que ya hacen ruido en el mercado financiero. Se trata de la tasa a la que imagina el país podrá tomar financiamiento luego de realizar la operación de canje. El funcionario prevé que la deuda argentina cotizará al 5% real en el mediano plazo (a partir del 2027) mientras que los inversores son mucho más pesimista. 
 
¿Porqué Guzmán lanza ese 5% a mediano plazo? En el mercado creen que es para "inflar o maquillar" la propuesta que se hará ya que los inversores podrían tener que valuar la oferta descontando el flujo de fondos a una tasa determinada (similar a esa ya que el Gobierno podría pensar que es algo indicativo). Para el ministro deberían hacerlo al algo similar a eso, lo que permitiría que los inversores acepten quitas más altas con el argumento de que lo que recibirán tendrá valor superior en el futuro cercano. 
 
Mientras que los bonos cotizan al 25% de su valor actualmente, y presentan rendimientos elevadísimos (porque los precios están por el piso), Guzmán presentó un sendero que parece muy poco probable y que vaticina una oferta durísima para los acreedores. Y, seguramente, será rechazada en primera instancia.
 
En los "Supuestos de financiamiento de deuda denominada en moneda extranjera a mediano y largo plazo" de 2027 en adelante, el ministro plantea lo siguiente: 
 
-La nueva deuda denominada en moneda extranjera a mediano y largo plazo se supone que se financia a una tasa de interés promedio del 5% en términos reales hasta 2034, y del 4,5% a partir de 2035.
 
-Se supone que el nuevo financiamiento en moneda extranjera a mediano y largo plazo se realiza de manera proporcional a través de 3 instrumentos de deuda con un vencimiento promedio respectivo de 5, 10 y 15 años (cada instrumento se amortiza en 3 cuotas anuales iguales).
 
El 5% de rendimiento de los títulos hacia adelante es lo que imagina Guzmán que deberían pagar los bonos que emita en el mediano plazo, lo que significa (y le vende a los inversores) que la deuda tendrá una fuerte suba de los precios (inversamente proporcional al rendimiento). 
 
Algunos creen que esa podría ser un proxi del denominado "exit yield" (la tasa de descuento a la que se descuentan los flujos futuros en un canje de deuda) de la reestructuración que buscaría Guzmán. Pero no tan así.
 
"Es la tasa de financiamiento por la plata nueva cundo se tome, la exit yield es otra cosa, aunque relacionada. Y hay que tener en cuenta que habla de tasa real y no nominal. Da alguna pauta pero no tanto", comentó a iProfesional el ex negociador de la deuda, Daniel Marx.
 
Sea como fuere, para que los bonos argentinos paguen 5% anual a partir del 2027 debería mejorar mucho la situación de la deuda (su sustentabilidad) y el crecimiento económico, supuestos aún en duda. 
 
"Ese sería el número que imagina Guzmán que debería pagar la deuda argentina en el mediano plazo, incluidos los pasivos con el FMI que pagan 3% o 4% anual", interpreta un banquero privado en off the record. 
 
"El libro de texto del ministro es 'te recorto fuerte pero lo que te queda vale más porque la tasa va a ser baja´. Con este Gobierno es imposible. No genera confianza. Es una máquina de romper contratos entre privados", dice el mismo banquero.
 
La tasa de descuento que imagina Guzmán y el mercado, además, es muy distinta. Como se dijo, para los inversores está más en línea al 12% anual mientras que el ministro espera algo mucho más bajo. ¿Del 7% anual?
 
"Lo que presentó Guzmán ayer fue una pequeña ampliación de lo ya presentado anteriormente. Lo más relevante es que sigue en línea con los lineamientos planteados por el FMI, los cuales implican un gran sacrificio de los tenedores privados", dice Delphos investment
 
Y enfatiza que apareció sobre la mesa el tema del "exit yield", "sabiendo que la diferencia de criterio en definir el Valor Presente de la propuesta radicará en el mismo". 
 
"El spread entre la tasa que usa el Ministerio y la del mercado se sitúa en al menos 500 puntos. Las aclaraciones presentadas parecen indicar que la primera propuesta no será muy atractiva para los inversores. Sólo faltarían algunos días para conocerla", señaló. 
 
Guzmán lanzó otra "zanahoria" que también utilizará para "inflar" la propuesta. El regreso de los cupones atados al PBI. El mecanismo que pensó Roberto Lavagna y Guillermo Nielsen para el canje del 2005. En ese momento, el mercado no le dio ningún valor y con el tiempo (y el crecimiento alto de los primeros años) ayudó a que los inversores recuperaran valor. 
 
Ahora podría pasar algo similar: con una economía que este año caerá alrededor de 5% y después de dos años recesivos (los últimos dos), el valor de los cupones podría ser muy poco tenido en cuenta con los inversores. Además, las proyecciones del PBI de Guzmán no invitan al optimismo: crecimiento del 2% en el mejor de los casos hasta el 2030 (lejos de las tasas "chinas" del kirchnerismo)
 
Por eso, ahora incluir a los cupones podría ser un aliciente barato en este contexto de incertidumbre económica mundial, con el antecedente de crecimiento nulo para el caso argentino en los últimos 10 años. 
Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído