Más artículos

Los precios mayoristas agregan presión: se dispararon un 4,9 por ciento en mayo

Los precios mayoristas agregan presión: se dispararon un 4,9 por ciento en mayo
El avance de los precios en los establecimientos mayoristas volvió a tocar un pico y complica las perspectivas de desaceleración inflacionaria
18.06.2019 16.08hs Economía

Mientras el Gobierno festeja el apaciguamiento de la inflación general, que viene en una lenta desaceleración, surgen ahora síntomas preocupantes en los precios mayoristas.

El segmento mayorista mostró en mayo una suba del 4,9% con respecto al mes anterior, según el relevamiento IPIM (índice de precios internos al por mayor) realizado por el INDEC.

Este aumento se explica como consecuencia de la suba de 5,0% en los "Productos nacionales" y de 4,1% en los "Productos importados".

El alza del 4,9% en mayo es la más alta del año y lo alarmante es que confirma una tendencia hacia la aceleración de las subas. En abril, la inflación mayorista había sido de 4,6%, mientras que en marzo fue de 4,1%.

En febrero, los mayoristas habían trepado 3,4% y en enero comenzaron el año con una suba muy moderada de 0,6%.

Con mayo incluido, el alza de los precios al por mayor acumula un alza del 18,8% en lo que va del año y de un 68,5% en los últimos 12 meses.

En cuanto a los distintos rubros relevados por el INDEC, se destaca una suba del 8,3% en productos primarios, lo que se debe en gran medida al aumento del subrubro "Petróleo y gas" (11%).

En productos manufacturados, los productos refinados de petróleo tuvieron un fuerte incremento del 5,6%.

Máquinas y aparatos eléctricos siguieron con un alza del 5,8%.

En tanto, el crítico segmento de alimentos y bebidas registró un incremento del 3,2%, menor al 4% del mes anterior.

Traccionaron el índice IPIM hacia abajo los rubros de cuero, marroquinería y calzado (1,3%) y electrodomésticos (equipos y aparatos de radio y televisión) (1,5%).

Perspectivas para la inflación minorista

Distintos economistas estimaron que la inflación minorista, que marcó un 3,1% en mayo, tendrá a partir de este mes una tendencia descendente para lo que resta del año, aunque no podrá romper la inercia de la suba de precios y cerrará el año en torno del 40%.

Sin embargo, existe una brecha importante entre la inflación mayorista acumulada en los últimos doce meses (68,5%) con respecto a la minorista (57,3%). Son más de 10 puntos porcentuales de diferencia que los analistas auguran que, tarde o temprano, terminarán impactando en los precios al consumidor.

También están quienes advierten que la absorción de los costos que vienen haciendo los comerciantes es una de las causas de los cada vez más frecuentes cierres de locales.

Es por eso que se prevé que la inflación, si bien irá a la baja, se mantendrá todavía en valores altos.

La consultora Elypsis estimó que el valor del IPC (índe de precios al consumidor) de junio será de 2,7%, debido a la estabilidad del tipo de cambio.

"Tuvimos meses muy malos al principio, fueron meses en los que la inflación fue mucho más alta por razones que no se terminan de entender del todo y ahora la situación para lo que resta del año va a estar en línea con lo esperado, entre 2 y 2,5% por mes", dijo el economista Miguel Kiguel.

Kiguel anticipó que en junio la inflación estará por debajo de la de mayo. "Los números para junio/julio van a empezar a acercarse a un nivel razonable", evaluó.

Consideró que "hay mucha inercia inflacionaria, precios que se siguen ajustando independientemente de que la política monetaria sea muy dura y la tasa de interés muy alta. Por ejemplo, las prepagas van a subir porque está pautado, los salarios van a subir un 30/35%. Es inercia de arrastre que es difícil de combatir y va a llevar muchos años".

Kiguel estimó que este año los salarios "van a perder 4 ó 5 puntos. Entre junio y diciembre van a tener una recuperación, ya se empieza a ver que hay mejoría".

En ese sentido, aseguró que "el consumo está mejorando, nada espectacular pero ya se están viendo mejoras en consumos. El Ahora 12 ayudó mucho a la compra de electrodomésticos, celulares, ropa y esa tendencia debería mantenerse a lo largo del año".

Por su parte, la economista Luz García Balcarce consideró que la inflación de mayo en torno al 3% es "una desaceleración respecto de los meses previos pero sigue siendo un nivel elevado".

"Eso lleva las proyecciones en torno del 40%, lo cual es una reducción respecto de 2018 pero no deja de ser alarmante y tiene que ver con la preocupación respecto de la inercia y las dificultades", señaló.

Dijo que "la inflación va a seguir en niveles elevados aunque el Gobierno está haciendo grandes esfuerzos para controlar los precios, desde el lado cambiario con el Banco Central controlando el dólar y el programa de precios esenciales con impacto acotado pero revela la intención del gobierno de contener la inflación de cara a las elecciones".

"El principal problema es el frente cambiario. Este 40% que se está hablando de piso de inflación para el año depende para que se logre del objetivo de controlar ese frente", analizó.

Por su parte, el economista Agustín D'Attellis consideró que la inflación "en mayo y junio seguirá arriba de 3 por ciento. Son niveles muy altos, nosotros no vemos una desaceleración tan fuerte como la que marca el consenso del mercado".

"Es muy complicado hoy hacer una estimación de como cerrará el año porque está muy vinculado al mercado cambiario", dijo.

"No sé cuánto tiempo más se puede sostener la situación en el marco de un deterioro económico que no frena, en una situación de muy fuerte ruido político que va a tomar más fuerza con el cierre de listas y un mundo que tiene muchos frentes de tormenta", concluyó.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas