Más artículos

Toyota decidió revisar 3,4 millones de vehículos debido a airbags que no se activan

Toyota decidió revisar 3,4 millones de vehículos debido a airbags que no se activan
Esta decisión de la automotriz japonesa se enmarca en el grave problema que envuelve a la historia de los airbag defectuosos de Takata
22.01.2020 14.20hs Autos

Toyota resolvió revisar 3,4 millones de vehículos debido a airbags defectuosos de la empresa Takata, que no se activan cuando es necesario.

Esta situación, se enmarca en el grave problema que envuelve a la historia de los airbag defectuosos de Takata, que marcó un antes y un después en la relación entre las fabricantes de autos y las de bolsas de aire.

Se trató de una verdadera tragedia para numerosas marcas que debieron llamar a revisión a millones de carros para cambiarles el dispositivo.

En total, involucró a unos 30 millones de autos, la mayor revisión de la historia. Incluyó a compañías como BMW, Fiat Chrysler, Mercedes-Benz, Ford, General Motors, Honda, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Toyota.

Sólo Daimler (Mercedes-Benz) debió impulsar un recambio en más de 800 mil vehículos, lo que resultó en enormes gastos y generó consecuencias que la marca alemana pagó por años.

Ahora, en Toyota, ruegan para que la solución de un nuevo problema en las bolsas de aire sea más simple.

La marca japonesa, una de las tres más grandes del mundo por volumen de autos fabricados (junto con VW y la alianza Nissan-Renault), dijo esta semana que llamará en marzo a revisión a 3,4 millones de vehículos en todo el mundo debido a un defecto electrónico que puede provocar que los airbags no se desplieguen ante un accidente.

El retiro incluye a los modelos Corolla (fabricados entre 2011 y 2019), Matrix (2011-2013), Avalon (2012-2018) y Avalon Hybrid 2013-2018 y está vinculado a un informe sobre un accidente fatal en los Estados Unidos.

"Estos vehículos tienen una unidad de control electrónico que no posee una protección adecuada contra el ruido eléctrico que puede producirse ante un choque, lo que podría generar que no se desplieguen las bolsas de aire. También podría impedir el funcionamiento de los tensores de los cinturones de seguridad", según indicó la agencia Reuters.

La decisión tiene relación con un informe de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA) que en abril de 2019 dijo que había advertido estos problemas en 12,3 millones de bolsas de aire instaladas en varios fabricantes de automóviles diferentes, incluidos los vehículos que Toyota ahora llama a revisión.

Según la NHTSA, los airbags bajo investigación se instalaron en diferentes vehículos fabricados entre 2010 a 2019 por Toyota, Fiat Chrysler Automobiles, Honda, Hyundai, Kia y Mitsubishi.

Específicamente, se trata de las unidades de control de las bolsas de aire producida inicialmente por TRW Automotive Holdings, que luego pasó a ser propiedad de ZF Friedrichshafen.

En total, NHTSA dijo que podrían haberse producido ocho muertes por este defecto.

Hyundai, Kia y Fiat Chrysler ya emitieron previamente llamados a revisión por esta causa para más de 2,5 millones de vehículos.

Cuando retiró los suyos, Fiat Chrysler dijo que tenía informes de tres muertes y cinco lesiones que podrían estar relacionadas con el defecto. Hyundai y Kia retiraron del mercado más de 1 millón de vehículos y dijeron que serían cuatro las muertes y seis las lesiones vinculadas con el problema.

Los concesionarios Toyota instalarán un filtro de ruido en el módulo de control del airbag, de ser necesario.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar
Zoom Recomendadas