Más artículos
Audacia y concentración: Así es el GS Trophy, el desafío para usuarios de motos BMW

Audacia y concentración: Así es el GS Trophy, el desafío para usuarios de motos BMW

Audacia y concentración: Así es el GS Trophy, el desafío para usuarios de motos BMW
Compiten, se enfrentan, se ayudan y finalmente uno solo gana. Cómo es y que dejó el evento que da la vuelta al mundo y que convoca a usuarios de la marca
Por iProfesional
29.09.2019 07.22hs Autos

Villa General Belgrano, en la provincia de Córdoba, fue el lugar elegido por BMW Motorrad para llevar a cabo el GS Trophy, una competencia de habilidades que se realiza en 19 países, y que se terminará por definir en 2020, en Nueva Zelanda.

El evento llegó a la Argentina para seleccionar a los tres mejores que podrán enfrentarse en ese desafío, quienes viajarán junto a otros representantes de América Latina, y de los cuales quedará únicamente un triunfador de todo el mundo.

Pero, ¿Qué es el GS Trophy?

Esta acción fue creada por BMW Motorrad en 2008, y es una invitación a participar a todos los dueños de una moto de la marca, de la gama GS. No tienen que ser profesionales, y la única condición es ser propietario de una unidad, tener licencia de conducir y pasar los exámenes médicos.

Por primera vez, en iProfesional, participamos como espectadores de la competencia y vimos dos cosas: por un lado, la increible habilidad de los pilotos, algunos de ellos, recién debutando en este ámbito, pero haciendo todo con mucha pasión; por el otro, una acción que dejó, sobre la "pista", una de las mejores y más ingeniosas estrategias de fidelización de clientes que puede realizar una marca.

La camaradería fue el eje en común desde que arrancó el encuentro. Entre los 48 participantes que se anotaron, se armaron grupos a modo de organización, pero cada uno hizo su propio juego. Sin embargo se ayudaron en cada prueba, y se festejó el logro del otro de forma constante.

La moto que pasó por la competencia tenía que ser de la gama GS (hay varias cilindradas), justamente por su carácter polivalente y aptitud para meterse en un circuito de enduro o un camino todoterreno. Todas las pruebas se realizaron en tierra y con ese espíritu aventurero de trasfondo.

 

¿Cómo son los desafíos?

La competencia consiste en pasar por 10 circuitos donde se prueba la habilidad, concentración y destreza de los pilotos. No hay pruebas de velocidad ni carreras donde vencer al rival, sino que todo es por puntaje: el que menos errores comete, menos puntos suma y así está más cerca del triunfo. 

Después de una jornada de competencia, llegó la primera noche, y fue en carpa. Justo en un día de mucho frio, con 8 grados bajo cero en las sierras cordobesas, y cada uno se arregló como pudo.

 

¿Comida? Está todo a cargo de la organización, pero es lo justo y necesario, sin lujos ni detalles especiales, a muchos de los cuales están acostumbrados los usuarios de esta marca.

La segunda jornada fue el sábado, donde se repitieron las pruebas pero con más dificultades. Se colocaron en los circuitos más obstáculos, trabas y reglas que cumplir para seguir adelante.

Finalmente, los 10 mejores concursantes pasaron a la última etapa donde tuvieron que superar nuevamente cada paso, aún más complejos. Algunas, desde afuera, realmente parecían imposibles de realizar.

Lo que dejó

Tres fueron los ganadores del GS Trophy 2019 que se disputó en la Argentina: Diego Noras de Mendoza, Lucas Estuardo de Chubut y Agustin Salanuevas de Tandil.

Pero el resultado fue mucho más que eso: ganaron los 48 participantes que se arriesgaron y asumieron el desafío de hacer pruebas donde no contaba tanto la experiencia de manejar una moto, sino la paciencia para pasar las dos ruedas por un espacio donde parecía imposible girar; o rodear un cono sin tocar las cintas que marcaban los límites, donde también se podría asegurar que ese vehículo no pasaba.

Otra conclusión: existe la camaradería. Hubo gente que se conoció por primera vez y creó un vínculo a largo plazo; y otros que ya eran amigos de la vida pero ahí se enfrentaron.

El GS Trophy tendrá su definición en febrero, en Nueza Zelanda. Hasta allí llegarán varios competidores a bordo de su BMW. Quizás serán los más expertos y entrenados. Pero los que lo vivieron, quedaron con el sabor de poder ser parte de un equipo donde, quizás nunca, se hubiesen medido.

¿Algo más para fidelizar?  Una acción que dejó a todos los clientes con ganas de encontrarse a bordo de una BMW GS en la próxima prueba.

Lo más leído
Más sobre Autos